CON SU EMPRESA DE PROGRAMAS DE DETOX ESPECIALIZADOS, COMIDA VEGANA, SNACKS, SUPERFOODS Y SUPLEMENTOS NATURALES, LA POLIFACÉTICA PAOLA ROJAS BUSCA TRANSFORMAR LOS PALADARES, UNA ENSALADA A LA VEZ. 

¿Quién soy? ¿cuál es mi esencia?, eran dos preguntas que circulaban constantemente en la cabeza de Paola Rojas Carlos. A sus 36 años, con dos licenciaturas, una en Diseño Gráfico y otra en Diseño de Modas, un título de maquillista profesional y otro en chef de comida crudi vegana, siente que ha encontrado la respuesta.

Se abre el elevador para ingresar al Penthouse y me recibe la dueña de Soul Nutrition, el único proveedor de jugos cien por ciento cold-pressed, programas de Detox especializados, raw food, snacks y un sin fin de posibilidades para los amantes de los fideos de verdura, los garbanzos, pastelillos de proteína y la leche de almendra, por citar algunas viandas veganas.

Su dieta no fue siempre verde, ”crecí comiendo chucherías”, comparte la delgada y joven mujer frente a mí. Sus maneras son suaves y siempre sonríe, “se lo debo a mi forma de alimentación”. Asegura que cuando consumió carne por una anemia se sentía un poco mas ruda, fuerte.

La primogénita de un gerente financiero y una finquera no tuvo más hermanos. Era disciplinada y libre. Tomó conciencia de su cuerpo el último año de colegio, siempre fue llenita y quería cambiarlo. No se sentía bien consigo misma y el movimiento de comida saludable no llegaba a su radar todavía.

DE FRANCIA A NUEVA YORK

“Elige un idioma y te envío al país donde se habla para que puedas aprenderlo y sacarle provecho”, las palabras de su papá al momento de portar la toga y el birrete. Paró en el sur de Francia aprendiendo l´impératif , pronominaux y toda la complicada estructura que conlleva el francés. Al terminar el mes se quedó más tiempo para aprender a maquillar. Con brochas, pinceles, máscaras de pestañas, delineadores y paletas de colores regresó a Guatemala.

Trabajó un tiempo de maquillista pero se dio cuenta que ese no era su camino. “Vengo de una familia artística así que pensé ¿Por qué no estudiar diseño gráfico?”, se matriculó en la Universidad del Istmo pero descubrió que no era el canal creativo que buscaba, “mi mamá me enseñó a trabajar por lo que quiero, el valor de la puntualidad y la responsabilidad. Tuve que terminar.”

¿Otra carrera que involucrara maquillaje, diseño, belleza y elegancia? La respuesta la encontró en Parsons School of Design, en Nueva York. El alma mater de Tom Ford, Alexander Wang y Anna Sui era el punto perfecto para iniciar una carrera en el mundo del diseño de moda. Compartía con todo tipo de personas pero no estaba satisfecha, “sabía que algo no estaba bien. Mi autoestima se veía afectada por compararme”. Su maestro de yoga le recomendó visitar un juice bar y probó el détox de una semana. Su digestión mejoró, se sentía positiva y la comida tenía buen sabor. Decidió optar por el camino del crudiveganismo. Pero engordó por la ingesta de semillas y frutos secos así que se detuvo a pensar si esa era la forma que se adaptaba a su estilo de vida.

Finalizada la carrera en modas, se sumó a un proyecto de American Eagle para fundar una iniciativa similar a J. Crew, era 2008 y la crisis financiera se desató. La burbuja inmobiliaria estadounidense había colapsado dos años antes y ahora repercutía en todos los negocios. Se quedó sin trabajo y con la indemnización viajó dos meses. En una de las rutas decidió que no quería ser empleada de nadie y regresó a Guatemala.

Su primer emprendimiento, joyería con hilos de algodón y jade con enfoque social no prosperó, “no me apasionaba. En ese momento me cuestioné ¿quién soy, cuál es mi esencia?”. Una actividad la acompañó durante toda su travesía dentro y fuera de Guatemala, un momento íntimo: cocinar. Comer la hacía sentir feliz, siempre buscaba recetas y empezaba a experimentar con productos saludables. Cambiaba las bases de los pies y las semillas hacían las veces de harinas refinadas.

ERES LO QUE COMES

Paola aprendió que cuando una “encuentra lo que le gusta, la creatividad fluye”. Los colores vibrantes, los sabores distintos y las texturas la inspiraban a crear platillos sanos y deliciosos. En 2012 una puerta se abrió, era el Living Light Culinary Institute, un paraíso crudi vegano orgánico en California, donde las verduras, frutas y semillas se transforman en platillos gourmet. Estaba en su elemento y por primera vez sintió que había encontrado lo suyo.

Al regresar a Guatemala abrió un café en un estudio de yoga. Pero no le apasionaba. Deseaba crear un concepto de healthy fast food, donde los platillos y jugos se encontraran al alcance de la mano. Cerró la cafetería y abrió otro espacio: Soul Nutrition.

EL LADO VERDE DE LA VIDA 

Espinaca, diente de león orgánico brócoli, piña y miel artesanal, ingredientes que jamás imaginarías en un licuado. El All You Need Greens resulta un smoothie interesante, distinto y sorpresivamente agradable. Además de desintoxicar, promete fortalecer tus huesos y mejorar la digestión. Es uno de los productos del menú.

La cafetería resultó una especie de laboratorio de prueba porque las mezclas de smoothies, programas de détox y combinaciones de ensaladas y espaguetis de verduras nacieron ahí. Los productos preferidos llegaron a los frigoríficos de Soul, “comida para el alma”

De una persona más en el equipo a 10, así creció el staff al igual que las ventas: de 80 a 100 detox a la semana hasta triplicar la demanda. En cinco años se han mudado dos veces de local. “Me mantengo fiel a mis valores. No bajo los precios para igualarme a la competencia porque sé que ofrezco producto de calidad: buen sabor, verduras, frutas y semillas orgánicas, tecnología cold-press para empacar. Yo no vendo algo que no me comería”, se mantiene firme Paola. Agradece a sus padres haberle permitido aprender distintas disciplinas hasta encontrar su camino, “sobre todo a mi mamá, que ya falleció, ella me enseñó a luchar por lo que quiero y ese fue su legado”.

Cada día desarrolla nuevas recetas, hace yoga, aprende reiki y es una persona más espiritual, alguien más consiente con la naturaleza que sabe a donde va y cuál es su lucha.

 

POWERED BY PEPA POMBO