Para relajarte no necesitas salir de la ciudad, ir a un spa lejano e invertir todo un día. Puedes recibir un masaje relajante en diferentes lugares de la ciudad sin necesidad de ir muy lejos.

En el mes de marzo, el equipo de LOOK realizó y recorrido por los mejores lugares que ofrecen masajes en el perímetro de la Ciudad de Guatemala. Te compartimos la experiencia que tuvo cada miembro del equipo al recibir un masaje de cortesía de los siguientes lugares:

SOCIAL STATEMENT SALON

Yo que siempre voy al salón no sabía que dentro de Social Statement hay un lugar de masajes, en mi experiencia me di cuenta que es como un “tesoro escondido” dentro del salón. Me encantó el ambiente, es pequeño pues es una cabina donde la luz tenue y la música te logran relajar y desconectar a un nivel muy profundo. Roxy, la masajista es súper pilas y se esmera un montón. El masaje va mas allá de un simple masaje, porque mezcla muchas técnicas desde masaje linfático hasta masaje relajante. Te da de una forma activa varias técnicas y se centra en manipular los músculos.

Fue un masaje que no me dio cosquillas, como me pasa en otras ocasiones. Me encantó que el masaje es poco aceitoso y no utiliza crema en exceso, es más directo a los músculos y eso logra una verdadera relajación.

 

BEAUTY ESTHETIC

Conozco Beauty Esthetic hace años pero nunca había ido a un masaje relajante y realmente fue una muy buena experiencia. De los masajes que me he dado está en mi top 3 definitivamente. El lugar, lo céntrico, el servicio fácil para hacer o adaptar citas, y la amabilidad de las personas que trabajan allí siempre es buena. La señorita que realizó el masaje lo hizo muy profesional, con buena técnica y definitivamente relajante.

Me ofreció algo de beber, la música durante el masaje que es clave, era perfecta y la experiencia en general no tengo nada que reclamar. Quizá lo único que diría es que el espacio donde es el masaje debería tener un locker o un espacio con espejo para dejar las pertenencias. Lo que sí me gustó fue que ofrecieron la opción de un baño o ir al salón después del masaje.

 

O THE SPA

Al llegar a O The Spa, me pasaron a un baño enorme y me asignaron un locker propio para dejar mis cosas. Luego pase a un vestidor para cambiarme porque me dieron una bata y unas pantuflas súper cómodas. Luego me estaban esperando y me pasaron a la cabina de masaje. El masaje delicioso y muy medicinal, son súper expertas y me dijeron exactamente donde tenía inflamado, se nota que las chicas saben del cuerpo humano. Al momento de salir están unos sillones para relajarse aún más y te dan una mimosa, manías y una rosa. Son detallitos súper chiquitos que hacen de la experiencia algo más especial.

Allí mismo hay unas duchas para quitarte todo el aceite y producto, está a la disposición del cliente unas sandalias, jabón y todo lo necesario para bañarse. Salí y me pasaron al salón donde me secaron el pelo y me prepararon para regresar a la rutina de trabajo. El valor agregado del spa es que siempre están las dueñas, ellas son las que se preocupan por las clientas y le dan atención personalizada.

REBECANA SPA URBANO Y SALÓN

Al llegar a Rebecana Spa Urbano y Salón en el Rooftop de Oakland Mall la atención de las señoritas fue muy buena. Me pasaron a una pequeña sala de espera mientras llegaba Sonia, la masajista encargada. Me trasladaron a una cabina de masaje bastante pequeña pero suficiente para lograr desconectarme y relajarme. Me entregó ropa interior desechable para no manchar mi propia ropa con el aceite del masaje. Al iniciar me colocó un cuello caliente sobre mi cuello y cubrió mis ojos con un paño caliente.

El calor y el aroma fue relajando todo mi cuerpo. Los aceites de minerales que utilizó liberaron toda la tensión de mi cuerpo y en todo momento Sonia se aseguró que la presión fuera la adecuada. Al terminar el delicioso masaje me ofreció un té relajante y me indicó que me tomara todo el tiempo para vestirme e incorporarme a la rutina nuevamente. Fue una experiencia increíble pues en cuestión de una hora logré desconectarme de todo el mundo y sin necesidad de alejarme de la ciudad. La atención siempre fue muy amable y el lugar estaba impecable y muy limpio.

GREEN SPA

Fue fácil llegar a Green Spa con Waze. Al llegar tuve que llamar y esperar para que me abrieran para parquear adentro. El lugar está bien, aunque creo que porque se están trasladando a un nuevo lugar, se ha descuidado un poco las instalaciones. Quien me atendió fue Carol, la encargada del lugar, súper atenta y muy amable.

En el lugar donde me dieron el masaje, todo bien. Tenían una vela y música relajante, aunque de vez en cuando sonara extraño como un disco rayado. Me gustó que me explicó cosas importantes del masaje como el tema de las energías y recomendaciones que podría hacer para relajarme al levantarme o durante el día. El masaje me logró relajar y me sentí súper cómoda y relajada. La encargada me explicó los diferentes tipos de masajes que ofrecían, de piedras calientes, tailandés, reductores o deportivos.

 

B COOL

Al momento que localicé el Salón B Cool por ser un salón que no conocía, me gustó mucho desde la entrada, ya que cuentan con seguridad dándome una cordial bienvenida. Mientras estuve esperando en la sala de espera las señoritas fueron muy amables. Luego llegó Mariela, me ofreció un té previo a comenzar el masaje. Luego en el área de masajes, me sentí muy a gusto por el riquísimo aroma de eucalipto y naranja, con una linda decoración, luces, velas y una música súper relajante.

Mariela empezó con una presión media del masaje, utilizando aceite de eucalipto, naranja y menta. Colocó paños calientes sobre mi espalda, para masajear la parte del cuello y las áreas de tensión. Para finalizar, colocó unas piedras calientes para que se relajara aún más mi espalda y se centró también en distintas áreas de mis pies para liberar la tensión de todo mi cuerpo. Todo me encantó, el buen servicio, la atención y que me hicieron sentir importante. Esto me ayudó a que disminuyera mi tensión, mi estrés y pudiera continuar con mis actividades con una mente más positiva.

 

BELLA FIGURA

Me recibieron al llegar de una forma súper cordial en la recepción de Bella Figura. Desde que entré escuché una música de fondo súper relajante. Me dirigieron a una sala de espera mientras entraba al cuarto de masaje. Cada espacio en el spa está intacto, limpio, pensado y todo con algún detalle. Me recibió Roxy , la encargada de mi masaje y me llevó al cuarto de masaje. Desde el inicio súper amable y con una energía muy positiva. Ya en el cuarto de masaje otra música siempre relajante, un olor a incienso, velas y todo blanco. Desde que entra uno siente esa tranquilidad y paz que estás buscando.

Me realizaron un masaje relajante con unos aceites para trabajar todo el cuerpo. En las piernas me trabajo aparte un masaje muscular ya es un área de mucha tensión. Fue un masaje muscular a base de presión en distintos puntos que me fue liberando del estrés y sentí mis piernas como nuevas. Roxy fue súper cuidadosa cuando le mencioné que había tenido una fractura en mi tobillo por lo que siempre se aseguro que estuviera bien y no lastimarme. El masaje finalizo con un masaje energético que va liberando toda la energía del cuerpo, lo que termina totalmente de relajar y dejarlo a uno literalmente como nuevo. Por ultimo me dieron una bata y sandalias por si deseaba ducharme, y junto me llevaron un té de manzanilla delicioso. Fue una experiencia súper relajante y con un servicio al cliente espectacular. Desde el inicio en recepción hasta que me despedí; tanto me gustó que hice 2 citas para más masajes.

 

TALKIN’HEADS

Jamás había ido a Talkin’Heads en Majadas Once y valió la pena. Desde que entré la gente me atendió, me preguntaron a nombre de quien estaba mi cita. Luego me pasaron a una sala donde sentí que estaba un poco oscura pero era como mood relajante, con música tranquila. Me preguntaron si quería mi masaje con aceite o crema. Y me dieron a oler dos tipos de aromas: uno eucalipto y olor cítrico, como parte de la estimulación previa al masaje. El masaje fue de una hora, empiezan con espalda, luego cintura, y  piernas, de ambos lados.

Al finalizar el masaje me sentía súper relajada y desconectada del estrés. Me ofrecieron un lugar para bañarme, lo hice para remover cualquier producto sobre mi piel. Y al salir se aseguraron de conocer si mi experiencia fue excelente y si necesitaba algo extra. Además es un salón que por su ubicación dentro de un centro comercial ofrece la ventaja de un horario más amplio e incluso está abierto los domingos para las personas que trabajan tanto entre semana como sábado.

 

ÉMINENCE SPA BY VANILLA SALON

Al llegar a Vanilla Salón, Yancy la señorita encargada de mi masaje ya estaba esperándome. Muy cordial y con mucha energía positiva me acompañó al cuarto de masaje y me ofreció algo de beber antes de empezar. El cuarto de masaje tenía música relajante y 6 velas que creaban un ambiente muy bonito. Me cambié a mi bata y así empezó lo que en Vanilla Salón llaman “Éminence experience” ya que Éminence es la marca de los aceites que utilizan.

Estos aceites son 100% orgánicos, antialérgicos, libres de petróleo y son no grasos. Los aceites son súper aromáticos y todo esto más la música, las velas y el masaje excelente te ayuda a relajarte. El masaje fue liberador de estrés y trabaja todo el cuerpo. El masaje en los pies es de las mejores partes ya que en esta parte se acumula mucha tensión. La espalda también es muy rico, te deshacen los nudos y te liberan tensión. Terminamos el masaje con un estiramiento de espalada que te termina de relajar. Por último me ofrecieron un té de manzanilla y miel muy rico. En general fue una muy buena experiencia que me ayudo a despejar la mente, fue muy bueno.

*El orden de los lugares no indica un rango, clasificación o posición, es únicamente un recuento de las experiencias en los distintos lugares*

 

Fotografías: equipo de LOOK