CARMEN GANDARELA: UN SUEÑO POSIBLE

 dentro de Mujeres, Reality Maker

La suya es una historia de migración y final feliz. De búsqueda de oportunidades y lealtad hacia los amigos. Carmen Gandarela aprendió a administrar todo lo relacionado con alimentos y bebidas en la universidad, pero su profesión mutó, ahora es relacionista pública y busca fondos para cambiar la realidad de los desfavorecidos del país.

Tocar puertas y buscar quién proporcione fondos es parte del día a día de Carmen Gandarela. Trabaja en HELPS International, una organización sin fines de lucro que se dedica al desarrollo sostenible en las comunidades rurales de alta pobreza. “Los fondos son indispensables para poder llevar a cabo e implementar los proyectos con los que trabajamos. Tocamos puertas de amistades, conocidos y empresas para buscar apoyo para quienes más lo necesitan”.

Tiene 42 años y es Gerente de Relaciones Públicas y Desarrollo Corporativo en la organización. Creció en una familia de migrantes, “escuchando un acento diferente, con olores y sabores del Caribe, con sabores de Cuba. Mi papá era cubano y mi mamá guatemalteca. Yo soy la hija de en medio”. Sus padres, abuelos y tíos, les enseñaron a ser hombres y mujeres fuertes, trabajadores, independientes y de fe. Les enseñaron el amor por la familia, la lealtad hacia los amigos y el amor por Guatemala, “mi padre siempre estuvo muy agradecido porque llegó sin nada y lo logró todo acá”.

“No sé si fueron elementos o ángeles los que Dios puso en mi camino, los que me ayudaron a estar aquí hoy. Siento que fueron ángeles”, opina respecto al rumbo en el que actualmente navega. Le encanta leer libros de investigación periodística y autobiografías, y se decanta por comedias y documentales.

ez3_4839

Cambio de rumbo

Le encanta comer, “crecí saboreando platillos deliciosos, en casa la cocina era y es el corazón de sus reuniones”, por eso estudió Administración de Alimentos y Bebidas y CC en FCI, Florida, incluso fue chef privada de un coach de la NBA. Sin embargo, encontró un nuevo rumbo en su carrera: Relaciones Públicas y Desarrollo Corporativo. Inició como voluntaria y ha visto desfilar ante sus ojos un sin fin de historias, “los cambios más inmediatos e impactantes son aquellos que surgen a raíz del Programa de Salud: contamos con 10 jornadas médico-quirúrgicas gratuitas al año, en el área rural. El impacto es de 1 mil personas por jornada. Tampoco puedo dejar de mencionar el Programa de Desarrollo Comunitario, en el que erradicamos el humo que existe dentro de los hogares que cocinan con fuego abierto. Se le conoce como el asesino silencioso pues es la causa número uno de mortalidad infantil en niños de 0 a 5 años. En 45 minutos las vidas de estas familias cambian para siempre”.

Su percepción del país se modificó 360 grados porque nunca había imaginado la necesidad de atención médico quirúrgica que los guatemaltecos requerían y que no es accesible para la mayoría de la población, “es angustiante y triste, pero no podemos dejar que el miedo y el dolor de ser testigos del sufrimiento ajeno nos paralicen, como ciudadanos debemos involucrarnos más”, afirma.

ez3_4918

De personas que han marcado su historia y transformado su vida puede mencionar a su mamá, también a las amigas que se han dedicado a ayudar a los demás y le han enseñado a no hacerse “de la vista gorda” ante la necesidad de los demás. En su ámbito laboral admira a esas mujeres que alcanzan grandes logros, que concientizan y cambian vidas gracias a sus programas: María Pacheco de Wakami, Karla Menocal de Voces Vitales/La Alianza y Wendy Berger y Edna Lima de Morales, de Asociación Puente, por ejemplo.

La implementación de los programas de HELPS ha cambiado la forma en la que las familias viven en sus hogares, crea nuevas oportunidades económicas y sociales, especialmente para las mujeres y niñas, por eso Carmen cree que la propuesta de la organización las empodera. “Menciono el ejemplo de las mujeres que usan la estufa ONIL de HELPS pues ellas obtienen el equivalente de dos días a la semana en el tiempo que ahorran en la recolección de leña. Esto les permite dedicarse a actividades sociales y económicas, creando manualidades que puedan vender, generándoles más ingresos, o cultivar huertos para su consumo”, menciona. Su trabajo impacta en la vida de los y las guatemaltecas porque proveen soluciones simples pero efectivas a los problemas complejos con los que deben lidiar. Carmen cuenta, “saber que puse mi granito de arena me hace sentir muy bien. Pero nuevamente, mi parte es mínima en este gran esfuerzo. Esto no hubiese sido posible sin nuestros voluntarios, nuestros donantes, nuestros socios corporativos y nuestro personal en campo”.

 

Para conocer más sobre HELPS International puedes visitar: https://helpsintl.org/  

En Facebook encuentras la iniciativa como: https://www.facebook.com/ONIL.HELPS/notifications/ –

fotografia EVA ZELENKOVA

modelo CARMEN GANDARELA

chaqueta DESIGUAL

Artículos recientes

Empieza a escribir y presiona “Enter” para buscar

Look Magazine
error: Lo sentimos, el contenido no puede copiarse.