SOFÍA FÉLIX

La mente maestra detrás de las tendencias de El Palacio de Hierro

Si algo nos inspira de México, son las mujeres que están liderando a la cabeza de muchas empresas en la industria de la moda que cada vez se va convirtiendo en un fuerza que se expande y cobra mayor relevancia. LOOK busca inspiración en todas las mujeres, y queremos mostrarle a nuestras lectoras un rostro de nuestro vecino que no conocemos, para poder así inspirarnos y llevar la moda guatemalteca cada día un paso más allá en este proceso de exploración de su potencial.

Una de estas increíbles mujeres es, sin duda alguna, Sofía Félix, actualmente Head of Fashion de El Palacio de Hierro en México. Su trayectoria es no menos que impresionante, su maestría en cuanto a branding, publicidad y tendencias; su conocimiento en cuanto a moda, es sin duda una de la voces más relevantes que debemos escuchar cuando se trata de un lado de la industria que va más allá del glamour y el diseño, y se enfoca en el business of fashion. Es especialista en Trend Consulting para el desarrollo de productos, expansión comercial, diseño y compra de apparel y retail, manejo de marca, dirección de moda y también ha tenido experiencia en periodismo de moda y colaboración editorial en moda, diseño, arte y cultura.

Actualmente, Sofía lleva tres años a la cabeza de el área de Moda de El Palacio de Hierro. Su trabajo consiste en identificar e interpretar tendencias globales y locales, para implementarlas a través de publicidad, comunicación, campañas, marketing y mercadeo visual, así como también es la que lleva el Comité de Marcas que refresca la oferta comercial de la tienda departamental.

Sofía cuenta con una trayectoria en el camino de las tendencias, trabajando en 2008, por dos años, como manager de México y el Caribe de WGSN, un firma reconocida globalmente de tendencias y mercadeo. Durante este tiempo, Sofía fue la responsable del crecimiento de la marca, dando consultoría a una gran cantidad de marcas y compañías globales, multinacionales y nacionales respecto a análisis de tendencias, desarrollo de productos, estrategias creativas y de negocios e inteligencia retail. Luego, en 2010, por un año fue Associate Country Manager de la misma marca, responsable del crecimiento de las distintas cuentas de WGSN a nivel regional.

Sofía ha sido profesora en la reconocida universidad de diseño y moda en México Jannete Klein y ha sido invitada como conferencista en distintos seminarios de moda. Hoy, en una entrevista exclusiva para LOOK Magazine, nos cuenta un poco más sobre ella, su carrera como profesional y sobre la mujer en el trabajo y el poder en los países latinoamericanos.

LM: Comenzando contigo, cuéntanos un poco sobre tu trayectoria profesional y ¿cómo ha sido la experiencia de ser una de las mujeres más influyentes en una de las industrias más prolíferas del mundo, en una sociedad liderada por los hombres?

SF: Desde pequeña supe que quería trabajar en moda. Aún guardo un papelito que encontró mi abuela dentro de un vestido de mis muñecas en el cual yo había descrito cada detalle de su outfit; no pude haber tenido más de 5 ó 6 años entonces. Sin embargo, siempre supe que no quería tener mi atelier y marca propia, aunque sí estudié Diseño y Publicidad de Moda, sino que me atraía trabajar los engranajes de la industria: tras bambalinas. En la carrera descubrí la predicción y seguimiento de tendencias de moda y consumo, así supe que era allí a donde quería llegar.

Mi experiencia profesional en moda ha sido presencialmente muy predominada por mujeres, lo cual me parece tremendamente enriquecedor. Es impresionante lo que sucede cuando pones a mujeres juntas para que las cosas sucedan. En cuanto al liderazgo masculino, he vivido de todo: desde caballeros en toda la extensión de la palabra que impulsan, celebran y empoderan a la mujer, hasta conductas directamente misóginas, ya dice el dicho “en todos lados se cuecen habas”.

LM: Cuéntanos un poco sobre tu trayectoria en El Palacio de Hierro y sobre tu trabajo como Head of Fashion.

SF: Mis años en El Palacio de Hierro me han visto en distintos roles, lo cual ha sido una escuela maravillosa. Comencé en Marcas Propias como Diseñadora y Compradora e hice de todo: líneas de hombre, de mujer, infantiles bebés, sastrería y fast fashion. Fue ahí que puse la mira en la posición de Head of Fashion, prometiéndome que un día lo alcanzaría.

Después salí unos años a trabajar en México y Nueva York para WGSN, el buró de tendencias más influyente del mundo, lo cual me abrió un mundo infinito de cosas nuevas y estímulos para mi incansable curiosidad. En esa época di consultoría de tendencias y desarrollo a todo tipo de clientes, desde compañías de ropa y calzado, agencias de publicidad, departamentales y hasta alimentos, bebidas y empresas de diseño automovilístico.

El retail siguió llamando a mi puerta y volví a El Palacio de Hierro, pero esta vez como Brand Manager para una marca estadounidense que llegaba a México por primera vez y estuve al frente de la marca por tres años, posicionándola y abriendo boutiques antes de finalmente moverme al área de Marketing de El Palacio, que es donde reside el área de Moda y Tendencias. Encabezar el departamento es una aventura diaria. Aunque tenemos un área operativa muy estructurada que se encarga de todo el movimiento de mercancía que precisamos para poder hacer shootings, desfiles y campañas; existe el otro lado del trabajo que es el que nos pone a mi equipo y a mí a investigar todo lo que acontece en el mundo de la moda, del retail y de una infinidad de ámbitos más. Nuestro trabajo radica en analizar y filtrar toda esta inteligencia de mercado para armar paquetes de tendencias que sean “Totalmente Palacio” y con base en ellos ayudar a traer cohesión a los mensajes que la compañía envía hacia en exterior como la marca top of mind que es en México. De estas tendencias toman la información necesaria diversas áreas como Compras, Marketing, Presentación Visual y nuestra agencia de publicidad para tomar decisiones informadas en sus respectivas áreas.

LM: ¿Qué es lo que más te apasiona de la moda?

SF: Lo que más me llena de la moda es que en realidad es una máquina mucho mayor a lo que la mayoría podemos imaginar. La moda se mueve con el mundo y con todos los sucesos socioeconómicos, políticos, culturales, tecnológicos y científicos que nos rodean. Todo lo que sucede está íntimamente interconectado con la manera en la que consumimos. El hombre busca vivir de cierta manera y de acuerdo a eso, consumirá del mismo modo.

 

LM: ¿Qué retos te fuiste encontrando dentro de la sociedad mientras ibas conviertiéndote en la Head of Fashion de El Palacio de Hierro y posicionándote dentro del mundo de la moda?

SF: Afortunadamente, las satisfaccioneshan sido mayores a los retos, pero cuando han existido, tienen que ver con que hay personas que les cuesta comprender cómo aterrizas o monetizar una posición como la mía, que de pronto puede parecer un tanto etérea, cuando en realidad es lo contrario. Cuando empecé a trabajar, las posiciones directivas estaban ocupadas casi en su totalidad por hombres, hoy por hoy, la compañía tiene a mujeres como cabezas comerciales, directoras de compras, subdirectoras financieras, directoras de recursos humanos y muchas otras más. Tan solo en Marketing, seis de las siete cabezas que reportamos al CMO somos mujeres.

LM: ¿Alguna vez te has encontrado con un obstáculo o reto de parte del machismo que se vive en nuestras sociedades, dentro de tu carrera profesional?

SF: Hace tiempo que no me topo con estos obstáculos machistas, pero en su momento tuve clientes que dudaban de mi capacidad por ser mujer y por ser joven; doble “condena”. Generalmente eran patriarcas dueños de empresas que terminaban cediendo cuando veían resultados en su producto final o en los desarrollos de sus equipos.

 

LM: ¿Por qué crees que los hombres se ven intimidados por las mujeres cuando alcanzan poder en el trabajo, en las empresas y en las industrias?

SF: Es un hecho innegable que como mujeres, históricamente hemos pagado un precio más alto que los hombres en general y esto nos ha dotado de mayor empuje y resistencia de la que se cree. Cuando una mujer se propone algo, no se cansa hasta conseguirlo y una vez obtenido lo defenderá con los dientes. Creo que esto puede resultar intimidante
para algunos hombres.

 

LM: En tu opinión, ¿cuál es el desafío más grande que debe enfrentar una mujer cuando debe romper este tabú?

SF: El mayor desafío somos nosotras mismas. Debemos empezar a no envidiar a la que le va mejor que a nosotros, a no juzgar a la que elije no seguir “las reglas”, a no bloquearle el crecimiento a nuestras hermanas colegas, a nunca hacer sentir a otra mujer que no es suficiente siendo ella. Para romper tabús debemos ser congruentes. Sólo así, podremos verdaderamente sostener e impulsarnos como género completamente.

LM: En tu opinión, ¿qué debería de cambiar en nuestras sociedades latinas para permitir que una mujer pueda tener una familia, un matrimonio y el éxito en su vida profesional?

SF: Creo que lo primero que debe cambiar somos nosotras mismas y animarnos a hacerlo. Claro que se puede tenerlo todo. Elegir una pareja que nos aliente a crecer siempre es fundamental. Personalmente, he encontrado que trabajar la armonía de pareja y de familia es lo más importante; cuando las cosas se puedan poner un tanto rudas en el trabajo o el mundo exterior, regresar a un hogar armonioso es vital para reponerse de cualquier embate. Si se es soltera, procurar que tu hogar sea un verdadero santuario para refugiarse y cargar energías. Conozco a muchas mujeres que llevan vidas exitosas en el ámbito laboral, el personal y el familiar, el éxito de que haya cada vez más de estas mujeres está en respetar nuestras decisiones y ayudarnos entre todas a lograr cualquiera que sea nuestro objetivo.

 

 

*Lee el artículo en la edición digital aquí: http://bit.ly/2nH1rnE

 

Fotografías cortesía: Sofía Félix