Quizás no sea únicamente el estadounidense más joven que recorre los 193 países oficiales, sino podría llegar a tener el récord del ser humano más joven en recorrer cada país del mundo.

Sal Lavallo, es un ciudadano estadounidense que a sus 26 años ha puesto su carrera en pausa, desde enero de 2016, después de viajar a 115 países para seguir viendo el mundo. Él ahora se encuentra persiguiendo un sueño, convertirse en “el estadounidense más joven en visitar cada país”, con la meta de alcanzar este viaje en su cumpleaños número 27. Hasta el día de hoy lleva ya 173 países recorridos, de los 193 que son considerados por la ONU.

Nacido en Indiana, EE.UU., Sal Lavallo se inspiró por primera vez para convertirse en un “ciudadano global” mientras asistía a United World College, por parte de su educación secundaria con más de 200 estudiantes de 90 países diferentes. Allí su mente se expandió para comprender mejor el impacto global de las acciones individuales.  De United World College, Lavallo asistió a NYU para su licenciatura, donde estudió Desarrollo Económico e Identidad, y fundó la ONG Trail of Seeds, una organización dedicada al Desarrollo Culturalmente Inclusivo, que tiene como idea que la calidad de vida y no la capacidad económica, es una medida verdadera del desarrollo de una comunidad y de una cultura.  

Mientras estudiaba en NYU y desarrollando Trail of Seeds, Sal Lavallo viajó a Tanzania (donde ahora posee una granja), Venezuela, Brasil, Israel y San Kitts, además de estudiar en el extranjero en Tel Aviv, Israel y Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos y pasar sus veranos trabajando en Berlín, Alemania, Mumbai, India y África Oriental. Después de graduarse de NYU, trabajó como consultor de gestión y estrategia con Mckinsey and Company en los Emiratos Árabes Unidos durante tres años, lo que le permitió explorar países del Golfo Pérsico como Egipto, Pakistán, Arabia Saudita y Kenia, así como New Zelanda.  

“No es sólo que viajar es mi vida, sino que el mundo es. Todo lo que soy, hago y pienso es global y por eso estoy motivado para ver cada rincón de nuestro planeta. Quiero entender las estructuras políticas, económicas y sociales existentes y utilizar ese conocimiento para promover personalmente la conexión humana y desarrollar profesionalmente las economías “, dice Sal Lavallo.  

Actualmente Sal persigue su mayor sueño y se ha dedicado exclusivamente a la exploración del mundo, y visitar todos y cada uno de los 193 países a los que puede viajar. Sal Lavallo, en su búsqueda por el record mundial, ahora está registrando sus experiencias en línea en su sitio web, y también se puede encontrar en Facebook e Instagram, para seguir cada una de sus aventuras.

ENTREVISTA EN EXCLUSIVA CON LOOK

Tuvimos que hacer la entrevista vía Skype pues Sal se encontraba en el área rural de Perú, cerca de Machu Picchu y la conexión era muy leve.

“Yo estaba tan contento de visitar Guatemala la semana pasada, por desgracia no fue suficiente el tiempo. Se suponía que tenía casi una semana allí, llegando a la ciudad de Guatemala, luego Antigua Guatemala y el Lago de Atitlán antes de dirigirme a Flores y Tikal para ver las ruinas mayas. Sin embargo, hubo una muerte repentina en la familia y tuve que acortar todo mi viaje a Centroamérica.

Esto significó que sólo estuve en Guatemala por un día. Llegué a Puerto Barrios en ferry desde Belice temprano en la mañana y luego después de pasar algún tiempo caminando por el pequeño pueblo, me fui a cruzar la frontera a Honduras. Definitivamente no era la visita que me proponía, pero esto solo significa que tendré que volver a Guatemala pronto” nos explica Sal. 

¿Cuál fue tu experiencia favorita mientras viajabas en Guatemala?


Mi parte favorita de Guatemala fue cómo sentí al instante que ya estaba en América latina. En el segundo que bajé del ferry vi tantos colores brillantes, podía oler pollo freír, y oir mucho español. Me encanta viajar en Latinoamérica, pero han sido casi 5 años, que los lugares y el olor me hizo tan feliz.

¿Cuáles fueron tus temores y expectativas acerca de Guatemala?


Estaba muy emocionado de estar de vuelta en Latinoamérica. Siempre pienso en lo agradable que son las personas, lo delicioso y fresca que es la comida, y cómo hay música por todas partes. Eso es lo que esperaba y eso es lo que vi.

¿Se confirmaron tus expectativas o era algo totalmente distinto a lo que imaginabas?

Sí, la actividad en la ciudad era tan vibrante y todo se movía rápido pero me hizo muy feliz. Me encantó mi poco tiempo en el país. Sólo fue positivo. Quiero tener una estancia más larga.

 ¿Cómo te hizo sentir la gente de Guatemala?


Todo el mundo era muy servicial. Unas cuantas veces caminando por la ciudad tuve que pedir direcciones, y la gente era siempre agradable y querían que me sintiera seguro. También me gustó ver a todas las mujeres del mercado vendiendo piñas y plátanos, me compré algo de comida de ellas y se aseguraron que me estaban dando lo mejor. Incluso en las camionetas que conducían a la frontera, el conductor me dio el mejor asiento. Todo el mundo realmente me trataba muy bien, quizás porque soy extranjero y querían que me llevara una buena impresión de Guatemala.

¿Qué lección de vida aprendiste mientras pasabas en nuestro país?


Estaba tan triste por mi viaje tan corto. Realmente quería ver más del país y tener tiempo en muchos lugares. Pero al final tuve un día realmente agradable. Me enseñó que para explorar y entender un país, no es necesario ver las ciudades más grandes o los sitios turísticos más importantes. A veces se aprende más por estar en los pueblos poco visitados y caminar alrededor e interactuar con la gente local.

¿Qué style tips le darías a las personas que viajan por el mundo?

Siempre puedes encontrarme vistiendo shorts de fútbol de colores brillantes y una camiseta blanca. ¡Es mi traje de viaje!

Las dos reglas de moda al viajar son:
1. Siéntete cómodo: no importa a donde vayas, lleva una mochila grande y busca tu comodidad siempre.
2. Sientente bello: sea tú mismo, viste de cualquier manera que te haga feliz.

“La moda se trata de expresar tu personalidad y verte bien. Si tú piensas que te ves bien y demuestras seguridad, entonces todos pensarán que tú eres agradable” finaliza.

"You'll get lost in the challenge of trying not to get hurt." NS

A post shared by Sal Lavallo – 193Journeys (@sallavallo) on

Fotografías: cortesía Sal Lavalo