Conociendo las cepas y descubriendo la copa

 dentro de Cultura

KNOW WHAT YOU DRINK

Por: Anneliese Von Quednow

Los colores, aromas y sabores de un vino dependen de diferentes factores; entre ellos el tipo de cepa con el que fue elaborado. Por definición, cepa es “el tronco de la vid”, pero comúnmente se utiliza para referirse al tipo de uva con la que se elabora el vino. Hay tantas variedades de uvas, como gustos y preferencias; cada una con diferentes características. A continuación, una descripción que sirve como guía de los vinos elaborados con las variedades más encontradas en nuestro país:

Cepas Blancas

Chardonnay

De origen francés; es la principal cepa blanca. Hay quienes indican que la consolidación del ingreso de la mujer al mundo del vino se debe al Chardonnay. Es un vino de buen cuerpo y equilibrio, con nota a melón, manzana, pera y flores. Se aconseja maridar con pescados grillados y ahumados, carnes blancas, pollo asado, comida picante y aves con salsas a la crema y poco condimento.

Sauvignon Blanc

Son famosos los Sauvignon Blanc de Francia, Chile y Nueva Zelanda. Esta cepa destaca por producir vinos con sabores a frutas cítricas, toques minerales y una acidez viva; ideal para acompañar con ceviches, mariscos y quesos de cabra.

Riesling

Varietal de climas fríos europeos, siendo uno de sus mejores exponentes Alsacia (Francia) y Alemania. De Riesling pueden elaborarse vinos secos o dulces, delicados, bajo grado alcohólico, de larga vida e intenso sabor floral, melocotón y marcada acidez. Este vino se puede tomar como aperitivo o junto con carnes blancas, comida china y postres a base de frutas.

Cepas Tintas

Cabernet Sauvignon

Proviene de de Burdeos, Francia. Es considerada la reina de las variedades tintas y es una de las más extendidas en todo el mundo. El Cabernet Sauvignon es un vino concentrado, complejo, robusto y tánico; con notas de frutos negros como mora, pero también cassis y vegetales. Para combinar principalmente con cortes grasos de vacuno, guisos bien sazonados y pimientos rellenos.

Syrah

También conocida como Shiraz en Australia. Este vino vigoroso, sólido y de taninos potentes, recuerda especies como la pimienta, clavo de olor y canela. Sus taninos consiguen fundir la grasa de las carnes de caza y del cordero.

Malbec

Originaria de la región de Cahors en Francia, también es muy característica de los vinos argentinos. Es un vino de cuerpo medio y taninos dulces y amables en donde encontramos violetas, guindas, ciruela y moras. Se disfruta mejor con chorizo y asado de carne.

Carmenere

Cepa emblema de los vinos chilenos; de cuerpo medio, noble acidez, fácil de beber, con sabores afrutados e intensos con dejos especiados, notas vegetales y taninos suaves y amigables. Se expresa bien junto con quesos maduros, carnes acompañadas de salsas agridulces, de berries o con hierbas como tomillo, salvia o romero y carne de vacuno o cerdo con champiñones.

Merlot

Originaria de la región de Burdeos, Francia. El Merlot es un vino redondo, elegante y equilibrado. En sus sabores se logran apreciar frutos rojos como ciruela y guindas; muy fácil de beber. Muy versátil en la gastronomía, se lleva bien con carnes blancas o rojas con poco condimento.

Tempranillo

Es la variedad clave de la mayoría de los vinos tintos españoles. Los vinos que arroja esta cepa son francos, con sabores a frutos silvestres, tienen buena capacidad de crianza, finos y de taninos amables, pero el estilo es diferente según el lugar de donde provenga.   Marida bien con embutidos, guisos y carnes asadas.

Sangiovese

Variedad emblema de la región italiana de Chianti en la Toscana. En boca se conoce por su graduación media, elevada acidez y notas de cerezas; cuando lo bebemos no nos puede faltar pizza, pastas con salsas de tomate o pescados fritos y marinados.

Pinot Noir

Es la más liviana de las cepas tintas, con la cual se elaboran los famosos vinos de la Borgoña. Esta vid produce vinos frutados, en los que destaca la fresa y frambuesa y son ligeros y frescos, debido a su vivaz acidez. Adecuado para acompañar quesos suaves, pastas con crema, salmón, carnes blancas y comidas con salsas, especialmente a base de hongos.

– Describir un vino no es lo mismo que vivir la experiencia de beberlo. El vino tiene personalidad y carácter; por eso mientras más conozcamos de la cultura del vino, más disfrutaremos de esta singular bebida.- 


Contacta a Anneliese para aprender más acerca del mundo del vino:

Correo: [email protected]

Fan Page: Soy su Sommelier

Artículos recientes

Empieza a escribir y presiona “Enter” para buscar

Look Magazine
error: Lo sentimos, el contenido no puede copiarse.