El hiperrealismo de Christian Escobar a.k.a Chrispapita

 dentro de Creative Minds, Sin Categoría
ez3_1539

Entre varias decenas de fotografías de sus obras resalta una en especial, una que difiere con el resto. Es la cara de un joven dentista. Quién no le conoce pensaría que es otra de sus creaciones, quizá su hermano o un primo, pero no, se trata de la mano virtuosa. Christian Escobar tiene 35 años, es artista, odontólogo, director y editor de la revista especializada Al Dente.

 

Los acrílicos y pinceles son tan importantes como el equipo odontológico en su vida. Tiene su propia clínica y su estudio de arte. Cuenta que su familia es lo más importante que tiene, “sin su amor y apoyo incondicional jamás habría podido alcanzar mis metas y sueños”. Pero ¿cómo llega una persona dedicada a estudiar la boca humana a asumir también una vida en el arte? Estudiar la carrera de odontología le ayudó durante el proceso “en los años que transcurrieron, mientras cursaba la Universidad, viví muchas experiencias que marcaron mi vida para bien; el aprender sobre la ciencia del cuerpo humano y como el arte influye muchísimo en el día a día de un odontólogo en su clínica con sus pacientes, nutrió mis perspectivas hacia el arte y la vida. Tuve una infancia muy linda, crecí en una familia que, en su momento, fue muy unida y nunca nos faltó amor y apoyo. Siempre fuimos muy aventureros y deportistas, combinábamos mucho los días entre semana en la ciudad y fines de semana siempre en la playa o viajando. Mi papá es muy musical así que la música siempre estuvo presente en nuestras aventuras constantes. El haber crecido prácticamente en la playa me hizo apreciar muchísimo la naturaleza y la belleza de la vida”.

 

Ante la pregunta de cuáles han sido las mayores dificultades para lograr sus objetivos la primera respuesta es “miedo al cambio”, “siempre es un enemigo que está presente, pero creo que lo he sabido combatir siendo extremadamente positivo y arriesgando para lograr salir de mi zona de confort. Si justificamos nuestras limitaciones de seguro las tendremos”, opina Christian.

 

Entre los íconos que han influido en su trabajo se encuentra el italiano barroco Caravaggio, que ha influido en su manera de pintar, estilo e ideales. También Chuck Close, “artista hiperrealista que ha influido en el presente con su singular forma de ver el mundo”. Sus colores favoritos son: la gama de grises y el azul. Prefiere leer novelas de ciencia ficción o fantasía medieval al estilo El Señor de los Anillos.

Christian Escobar a.k.a Chrispapita

49_preview

La amalgama perfecta

 

Estudió odontología en la Universidad Francisco Marroquín, en Guatemala, y obtuvo su Máster en Prótesis Dental con énfasis en color e iluminación en la Universidad Federal de Santa Catarina, Florianópolis, Brasil. Se decantó por esta disciplina porque la ve como “una amalgama perfecta entre arte y ciencia. Siempre he sido amante de la biología y el funcionamiento del cuerpo humano, creo firmemente que es una máquina perfecta, una verdadera obra de arte que se merece todo el tributo posible. Nunca estudié arte como tal, pero sin duda estudiar Odontología me ayudó muchísimo en mi formación como artista”. Dibuja desde niño, pero fue durante su maestría, mientras estudiaba a influencia de la luz sobre la selección de los colores cuando decidió que quería incursionar en el arte.

 

Aunque aún ejerce su carrera, le dedica menos tiempo que antes, “ahora invierto un 80% de mi tiempo al arte”, después de todo, ¿de qué forma podría exponer material cuando le invitan a países como Estados Unidos, Bélgica o Italia?

Un día normal

 

Cada día “me levanto temprano, me baño y me arreglo, me tomo una buena taza de café cargado y me dirijo a mi estudio para pintar. Almuerzo con mi querida esposa, regreso a mi estudio a pintar  y siempre cenamos juntos. La música es muy importante cuando pinto, me ayuda a desconectarme”, cuenta Christian. De elementos que le inspiran: el amor de su esposa, su familia, ser feliz y la ilusión del nacimiento de su bebé, “en lo personal, desde que me convertí en artista soy extremadamente feliz”.

 

No ha comido ansias, permitió que la vida le llevara y, como recompensa, han llegado sorpresas lindas y satisfactorias, “claro uno tiene que dejarse llevar de manera espontánea, pero se requiere de mucho trabajo, esfuerzo y sacrificio diario, pero sobre todo amor y pasión”, cree firmemente. En su vida hay mujeres fuertes, mujeres inteligentes que han marcado sus pasos, la primera que menciona es “Mariana Banús, mi esposa, diseñadora de modas y empresaria. Su forma de ver el mundo me motiva a seguir adelante, nos apoyamos incondicionalmente, estoy seguro que sin su apoyo todo lo que he vivido hasta ahora hubiera sido más difícil. Mi mamá es una excelente Odontóloga, es un libro andante, siempre me resuelve todas mis dudas. Mis amigas que cada una en su profesión dan lo mejor de ellas día a día”.

Artículos recientes

Empieza a escribir y presiona “Enter” para buscar

Look Magazine
error: Lo sentimos, el contenido no puede copiarse.