Graciela Esmeralda y Esmeralda Angeli son el tercer caso conocido de siamesas en Guatemala. Nacieron el 10 de agosto y fueron trasladadas inmediatamente al Hospital Roosevelt. Su mamá, Alma, se ha hospedado en Casa Ronald McDonald desde entonces. A pesar de las largas jornadas hospitalarias, el cansancio, la angustia y estar lejos de casa, nunca se ha dado por vencida.

El 23 de octubre ocurrió el milagro que tanto esperaba: después de una intervención quirúrgica de 15 horas y la participación de 62 médicos, ambas niñas fueron separadas con éxito. Las dos bebés continúan en el hospital mejorando su salud y doña Alma las ha acompañado durante dos meses, gracias a Casa Ronald McDonald.

El cariño y apoyo de las demás familias que se hospedan en la iniciativa, le han dado fuerzas para seguir luchando junto a Graciela Esmeralda y Esmeralda Angeli.

360 días al año, 24 horas, siete días a la semana, las puertas de Casa Ronald McDonald están siempre abiertas. Este año registraron más de 2,500 ingresos.