La sexualidad no tiene importancia alguna.

Estefani Brolo es cantante, compositora y productora musical guatemalteca. Actualmente es la vocalista de la banda costarricense Patterns. Cindy Barascout entrevistó a Estefani sobre su opinión al respecto de las preferencias sexuales y cómo el mundo juzga a la persona en base a ello.

En el año 1948, la escala de Kinsely, generó un gran impacto en la sociedad norteamericana cuando estableció siete diferentes grados de comportamientos sexuales. Las encuestas anónimas a millones de personas comprobaron lo siguiente:
7% de las mujeres solteras entre 20 y 35 años y el 4% de las casadas entre 20 y 30 años daban un rango de bisexualidad para este período de sus vidas.
2 al 6% de las mujeres, entre 20 y 35 años.
60% de los hombres y el 33% de las mujeres participaron al menos en una práctica homosexual manifiesta hasta los 16 años de edad.
Otros estudios también muestran que más del 50% de los humanos están sujetos a pensar y a actuar por miedo. Miedo a ser juzgados. Miedo a ser rechazados.
Creo que todos hemos pasado por muchas cosas que a veces se salen de las normas sociales, y tenemos dos opciones o regirnos por el miedo o ver a través de las expectativas sociales y descubrir más sobre nuestra naturaleza.

¿Crees que este miedo va hacia el tabú de creer que ser no heterosexual significa tener una mala o complicada vida?

 Sí. Pienso que las personas que logran ver más allá de la sexualidad, son personas más evolucionadas.  En mi caso, nunca fue relevante al sueño que tenía de niña, cuando ni siquiera sabía mi sexualidad. Estos sueños no cambiaron ni mi sexualidad me detuvo. Creo que fue un desafío de ver todo con amor y esto es un valor agregado a mi vida.  Creo que la humanidad va evolucionando y parte de evolucionar es no darle tanta importancia a la sexualidad.

¿Cuál fue tu proceso y cómo lo manejaste? ¿A qué te aferraste?

Pasé por muchas etapas, especialmente durante la pubertad me di cuenta que no llenaba las expectativas sociales y en ese tiempo había mucha desinformación. Me ayudó que desde pequeña dudaba de muchas cosas ya y tuve la capacidad y valentía de usar mi propia lógica para descubrir mentira en la verdad y verdad en la mentira. Cuando dudas de todo, investigas, lees y exploras. Abres muchas puertas. El que no duda, no recibe nada.

Esta exploración me ayudó encontrar un común denominador que es el amor, el respeto por todos y reconocer que nadie es mejor o peor que nadie.  Me ayudó a ver que la sexualidad no es relevante y que al volverla relevante, nos estamos alejando de algo espiritual. Así como cuando era relevante el color de la piel. Hay cosas más allá. Tu sexualidad es tan única como tu huella digital. 

¿Algún libro que haya sido trascendental durante este proceso de exploración?

 Leí más que todo Filosofía. La filosofía te hace las preguntas y te dicen que no tienes respuesta. A el ser humano le encanta tener respuestas para todo y creo que no hay respuestas para todo y por eso mismo creo que no se debe ni puede etiquetar ni generalizar.

La sexualidad es tan fácil como sentir y fluir. No es racional. Es tu decisión mantenerte esclavo a las expectativas de otra gente o fluir en tu vida. Para algunas personas será más difícil que para otros. Creo que también depende en cómo lo transmites a sus seres queridos. 

¿Por qué crees que hablar de la sexualidad en el presente no es relevante? 

Creo que la gente muy interesada por la sexualidad se guía a base de morbo, se guía por sus miedos propios y por eso se cierra. Creo que es necesario ver hacia dentro y explorar por qué es un tema de interés cuando realmente no debería ser relevante. A no ser que nos estuviéramos extinguiendo, lo cual no es el caso, sino todo lo contrario. Simplemente creo que no es relevante para nuestra existencia y creo que si estudias la naturaleza, descubres que su propósito es encontrar El balance. Hay personas que dicen que la homosexualidad no es natural, pero ya estamos sobrepoblados. Entonces creo que es más natural que haya gente que no venga a procrear a este mundo. 

¿Cuál crees tú que es está búsqueda de balance?

Creo que detrás de todo hay muchas cosas que explorar. Podemos hablar de energías, por ejemplo. La sociedad religiosa cree que Dios es un ente masculino, cuando un Dios no puede ser ni masculino ni femenino. Y ese Dios que tenemos cada uno dentro, esa parte espiritual, no podemos pretender que sólo sea masculina o sólo femenina. Por lógica, todos tenemos estas dos energías y nuestra materia, o cuerpo, sólo es un símbolo de estas dos energías. No quiere decir que nuestro cuerpo define nuestra parte espiritual. Creo que muchas preferencias tienen que ver con la búsqueda de ese balance. Algo mucho más del razonamiento.

¿Cómo al encontrar tu balance, sales de esta búsqueda y trasciendes?

En lo personal me ayuda mucho a explorar el lado artístico. Tienes un rango muy amplio de posibilidades. El arte es jugar con los símbolos que existen y buscar significados detrás de cada símbolo más allá del esquema social. Me ayudó a realmente explorar mi naturaleza como espejo de lo que existe afuera. Te puedes relacionar con toda la gente, con toda la gama sexual que existe, y al final te das cuenta que es algo muy personal.   

¿Por qué crees que no es relevante darle importancia a la sexualidad?

Porque creo que ahora hay más información, más gente que ha sido valiente y se ha enfrentado a sí mismo. Sumando a toda esta gente hoy en día, ayuda totalmente a las generaciones pasadas.

Creo que es importante ser honesto ya que cuando escondemos cosas es cuando se genera el morbo. Y el morbo genera cuestionamientos, dudas y miedo. No hay que darle tanta importancia, la sexualidad no tiene importancia alguna.

Acabo de estar durante el terremoto de México y te puedo asegurar que la sexualidad no salvó ninguna vida. Fueron las personas.

¿Qué responsabilidad sientes hacia las personas que están o han atravesado por lo mismo que tú?

En el momento que te das cuenta que tú no eres una mayoría dentro de la sociedad, y que aún existe mucha desinformación, entiendo que no hay que confrontar a personas ignorantes del tema más bien hay que enfrentarlas a ellas mismas. Tu tarea es más difícil porque sabes que tienes que trascender la etiqueta que te han puesto, tienes que hacer que la gente se le olvide, y que perciba más allá del ego, más allá de lo mecánico. 

Las personas que se aceptan a sí mismas, valoran su vida y su felicidad. A mí me gusta transmitir esto, pues al valorar tu propia felicidad, valoras la de los demás.

 

by  Cindy Barascout