“En la vida hay que aprender a tomar lo bueno y lo malo con la mejor actitud posible y convertirlo en lecciones, experiencias y oportunidades…”

La vida de Jessica acaba de cambiar. Hace dos años, se casó, y hace unos meses, se convirtió en madre. Todas las que hemos pasado por esas etapas sabemos que nos son fáciles, pero valen la pena. Esto es algo que Jessica está aprendiendo día con día.  Su meta es ser mejor madre, mejor esposa, mejor mujer, y mejor profesional. Para llegar a ser todo esto y triunfar en la vida, Jessi nos cuenta que la actitud que se tome en cada paso es primordial. Es por esto que Jessi ha tomado cada obstáculo y lo ha convertido en una lección aprendida, siempre con una mentalidad positiva y dispuesta a seguir adelante.

Jessi es la menor de tres hermanas y creció en un ambiente familiar con fuertes lazos de amistad. Se considera a sí misma una persona creativa y apasionada. Sus pasiones, el mercadeo, conocer y crear. Esto la llevó a estudiar Administración de Empresas con especialización en Mercadeo en Texas Christian University. Escogió esta especialización porque le permite ser dinámica y a la vez es una carrera que evoluciona día con día. Así mismo el mercadeo le permite a uno “poder impactar a las personas por medio de la creatividad.. Estas ideas y sueños  pueden llegar a trascender en valiosas experiencias para ellos y para uno.” Jessica considera que el mercadeo hoy en día está en todas partes, sin importar el tipo de empresa o el giro de negocio, las estrategias de mercadeo tienen una misma base y estas abren posibilidades de “crear e impactar a través de diversas maneras. Las tendencias cambian y estar al día en estas tendencias es parte del negocio, siempre.” 

Hoy, Jessi es la Gerente Corporativa de Mercadeo y Comunicación en Spectrum. Empresa guatemalteca que se dedica al desarrollo, comercialización y operación de proyectos inmobiliarios en Guatemala, Honduras, Nicaragua y Colombia. En su trabajo,  Jessica tiene la oportunidad de explotar su imaginación, “la creatividad no tiene límites y llevarla al mundo corporativo requiere de retarse a pensar a veces fuera de lo convencional para crear resultados distintos y al mismo tiempo positivos para el negocio y las personas dentro y fuera de él.” Pero para Jessi, su creatividad es solo una de muchas otras herramientas, siendo una de las principales la organización, “tener objetivos claros y con enfoque en el detalle y en los resultados, además de mi creatividad, son lo que me hacen fuerte en lo que hago, tengo una personalidad dominante en lo profesional pero a la vez, muy adaptada al cambio, ya que nunca sabemos con qué cosas nuevas  nos vamos a enfrentar cada día. Por ello es importante no perder el norte de lo que se quiere para poder alinear y seguir avanzando con creatividad e innovación.”

En su ámbito profesional y ahora como madre, Jessica admira a todas las mujeres, pero en especial a aquellas que pueden llevar un balance entre ser madre y profesional. Son todas ellas las que la inspiran. “Una mujer logra lo que se propone, y definitivamente llevar estos dos sombreros no es trabajo fácil, pero sí algo que lo llena a uno de satisfacción. Son mujeres que siempre están buscando cómo mejorar tanto como mamá, como persona, y como profesional.” Ahora que es madre está pendiente de mantenerse organizada, “para poder dar mi 100% tanto en mi hogar, como en mi trabajo.”  Para Jessi es de admirar a las madres trabajadoras ya que “el día a día se vuelve una carrera sin parar. Hay que aprender a manejar de la mejor forma las prioridades para poder lograrlo todo.”  Lo más importante para no perderse en el camino, nos cuenta, “es que uno debe de tener sus prioridades claras tanto en tu vida personal, como en tu vida profesional.” Al definir esto, la organización es más fácil. “Uno debe tener entender que es imposible hacerlo todo, esto ayuda a disminuir la frustración. Definir prioridades y enfocar mi energía en cumplirlas es lo más importante en esta nueva etapa.”

Para Jessica su género nunca ha significado una desventaja, ella está consciente de las desventajas que como mujeres se vive día a día en la sociedad pero en la empresa donde trabaja ha encontrado diversidad y la mayoría de personas con las que trabaja son mujeres. “Eso me demuestra la capacidad, la entrega y el liderazgo que hoy en día tenemos las mujeres. Mi trabajo realmente aporta a poder demostrar que las mujeres somos fuertes, somos organizadas y cuando nos proponemos algo lo logramos con mucho esfuerzo, determinación y dedicación. El impacto que tenemos en otras mujeres fuera de la empresa es muy grande también, ya que con nuestro trabajo logramos darles a todos, espacios para compartir en familia y vivir la mejor experiencia.” Ella siente que ha sido testigo de ese cambio de paradigma y siente que en lo profesional ya no es un mundo solo de hombres, sino de personas que compiten por las mismas posibilidades y la competencia se define por la preparación y capacidad, carácter y experiencia de cada uno. Hoy más que nunca, Jessi quiere seguir luchando y superandose para ser ejemplo para su hija y poder brindarle a su familia lo mejor que pueda obteniendo una familia plena. “Me apasiona tener un impacto positivo en las personas con lo que realizo diariamente. El impactar positivamente a las comunidades y las personas a través de proyectos innovadores de vivienda y centros comerciales. Trabajar para crear experiencias y brindar espacios en donde todos pueden compartir con sus familias y amigos.”

En su nueva etapa de madre, Jessi ha tenido que adaptar su rutina, ya que no solo gira en torno a ella sino a su bebé. Por lo que cada momento que pasa con ella es un tesoro que resguarda con mucho cuidado. A la vez, mantiene su trabajo y sus hobbies, ya que sabe que son importantes para convertirse en la mujer que quiere ser.

“Considero que más que los logros, me han definido todos aquellos obstáculos y caídas que he tenido durante mi vida tanto personal como profesional. Son estos los que te permiten retarte a pensar diferente, hacen que uno busque nuevos caminos. Son estos en los que uno tiene que buscar la fuerza mental para levantarse y volverlo a intentar. Los obstáculos son los que a uno le permiten pensar en grande. “We don’t grow when things are easy, we grow when we face challenges.”