“Ser mujer es aceptar plenamente las realidad como es. Aprender a fluir, a conocerse, a saber lo que deseamos e ir tras ello, a tener los pies sobre la tierra, a trabajar por los sueños, a mantener el corazón abierto, dar amor y crear”.

“Sensible y emocional”, así se describe Sofía Marroquín a sí misma al inicio de la entrevista. A gusto de su tiempo a solas, espontánea y atenta a guiarse de las sensaciones del momento presente. Todos estos adjetivos envuelven a una joven amante del yoga que busca trabajar y empoderar su espíritu y de quienes la rodean para lograr una alineación entre el espíritu creativo y el cuerpo físico humano.

“Siento curiosidad por las personas y el mundo que me rodea”, continúa contándonos sobre ella, “me considero una persona creativa y soñadora. Soy bastante observadora, compleja, auténtica, solidaria y leal. Amo pasar el tiempo en la naturaleza, y disfrutar de los amaneceres y atardeceres en silencio. Es así como logro más fácilmente una conexión con mi corazón. Soy fanática de la creación de Dios y del ser humano. Creo que la genialidad direccionada de forma positiva no tiene límites y sus posibilidades son infinitas. Cuando la intención va en esa dirección se crea una armonía y un balance perfecto”.

“Cualquier persona que me conoce sabe que me río a carcajadas y muchos dirán que puedo ser hasta escandalosa, pero soy una persona que me encanta reír y pasarla bien” nos cuenta, “me gusta transmitir alegría y buena vibra a las personas que me rodean, ser positiva y dar amor.  Tengo dos lados, uno que es muy profundo, sintiendo muy intensamente mis emociones y las de los demás; y otro que solo quiere disfrutar de las cosas simples de la vida sin pensar tanto y simplemente fluir. Llevo en una búsqueda espiritual hace ya un tiempo y la mayor parte de mi vida ha girado en torno a eso”.

Maestra de corazón y vocación, Sofía se graduó de Profesora en Educación Primaria de la universidad, carrera a la que se dedicó por tres años y es por esa pasión que hoy enseña la práctica de yoga: “amo a los niños, aprendo de ellos a vivir en el presente,  a ser reales y amar de una forma pura.  Es a través de la educación que se logra la evolución del ser humano.  Me encanta compartir lo que aprendo tanto a ninos como adolescentes y adultos”. Habiendo vivido en Guatemala, Arizona y Barcelona; ha obtenido postgrados en mediación de conflictos familiares y escolares y otro en teatro terapia, además de un diplomado en terapia de arte, música y danza y un máster en atención temprana.

“Estoy aprendiendo que la vida está siempre en un continuo cambio, en donde encontramos momentos de luz y de oscuridad, todos forman parte de un plan maestro que a veces nuestra mente limitada no es capaz de percibir, pero que desde nuestro espíritu podemos confiar en el Orden divino de Dios.  Yo confío en algo mayor a mí, que se encarga de orquestar esta gran creación y creo que soy yo, quien puede decidir cómo deseo vivir mi vida, qué pensamientos quiero tener, qué palabras utilizar y qué acciones realizar. Veo cómo el mundo que me rodea es un resultado de lo que yo he logrado atraer a mi vida, lo que me gusta y lo que no me gusta.  Aprendiendo cada día a mejorar mi forma de comunicación.  A volverme responsable de mi propia vida, a dejar la culpa y los juicios y aprender a dejar los apegos y así tener espacio para seguir recibiendo todo lo que el universo tiene preparado para entregar”. 

“El yoga, como todo en esta vida, llega en el momento perfecto. En el momento en que tu alma esté lista para comenzar este camino.” A Sofía le encanta el hecho que fue una de sus mejores amigas la que la llevó por primera vez a una clase,  hace ya varios años. “En el yoga, he encontrado las respuestas a todas aquellas preguntas existenciales que desde pequeña solía cuestionar.  He tenido la bendición de contar con maestros excepcionales, seres humanos increíbles y ejemplares que me han enseñado y guiado a lo largo de este camino.”  El yoga es una filosofía de vida, que te enseña el camino para que tú mismo a través de la experiencia vayas tomando conciencia de cuáles son las cosas que vamos cargando y repitiendo que nos traen sufrimiento.  Al poder volvernos conscientes de esta ilusión que rige nuestra vida, es posible comenzar a soltar nuestros miedos, inseguridades y falsas ideas para comenzar a conectar con la única verdad en este universo que es el AMOR.  Todo lo demás viene por añadidura. “ La práctica física me trae varios beneficios a nivel físico, mental y emocional.  Pero el que más valoro es la realización espiritual que voy día a día descubriendo”.

“La primera vez que asistí a una clase me gusto, aunque no me encanto.” Aun así siguió visitando diferentes estudios, aprendió de muchos profesores, y cada vez le iba gustando más y más.  En Barcelona, luego de unos años de estar un poco deprimida, aunque funcional, decidió que era momento para comenzar a tener una práctica más disciplinada, fue aquí donde fue conociendo los diferentes estilos, como hatha, vinyasa, dharma, iyengar, ashtanga, jivamukti, anusara, rocket y aéreo.  Sacó su primera certificación que según ella, le cambió la vida, “las enseñanzas resonaron en todo mi ser y desde entonces decidí dedicarme a nivel personal y profesional a traer luz a mi vida y a la de los demás.  Creo firmemente que venimos a esta vida a servir, y de momento este camino está siendo mi vida.”  Este camino también le ha mostrado otras ramas, como los masajes thai, el trabajo con cristales, la sanación con las manos y el Reiki. Desde su regreso a Guatemala se interesó en los retiros de silencio y meditación. Desde entonces trabaja con su maestro organizando retiros para las personas de la ciudad que desean aprender o expandir su práctica de meditación. Actualmente cuenta con más de tres años compartiendo su práctica de yoga en centros o en clases privadas, grupales o individuales.

“Me encanta la filosofía del yoga y me gusta mucho que las enseñanzas te insisten en que debes cuestionarlo todo, ponerlo en práctica y comprobarlo por ti mismo.” Sofía encuentra cierta fascinación en la práctica física de asanas, ya que siempre ha sido una persona que está muy en contacto con su cuerpo y con el movimiento. El poder tener una práctica física la ha ayudado a conocerse, entenderse, a observar y modificar, a ser más consciente.  “A cultivar mi bienestar e ir alcanzando esos estados de paz y armonía que mi alma tanto desea.  Me gusta que es parte de mi vida que todos los días tengo presente, que me pide ser disciplinada y constante; y que veo la evolución”. También disfruta el poder adecuar el yoga, dependiendo de sus necesidades y las de sus alumnos. “El yoga es medicina para nuestro cuerpo, mente y espíritu. 

Respecto a las energías entre los seres humanos, Sofía nos explica sobre su creencia indudable en ellas, ya que todos somos energía y podemos sentir la misma. “Indudablemente todo en este universo es energía.  Si dejamos a un lado la mente, podemos volvernos sensibles a ellas.  Y es a través de la práctica que podemos ir desarrollando esta sensibilidad.  Yo trabajo con mi energía y la energía de mis estudiantes, cuando practicamos asanas, ya que estamos moviendo y limpiando nuestros cuerpos, mentes, emociones y almas,  ¡todo esto es energía! Día a día me vuelvo más consciente de la mía y de la de los demás.  Esto no solamente basado en su creencia personal, sino también en los estudios que se han dado a través de la historia, de lo cual nos cuenta que en China dicha energía se conoce como Chi, para Japón es Qi y en el yoga se le conoce como Prana. Nos cuenta sobre los estudios de física cuántica que han probado la existencia de la energía en todo lo que nos rodea, creando movimiento en la materia a través de las vibraciones: “La vibración más alta es la del amor, la más baja es la del miedo”, nos explica.

Sobre estas experiencias de vida que le han cambiado el sentido de la misma y le han expandido su perspectiva, nos cuenta de un viaje junto a la organización Un Techo para mi País en Santa Rosa, ya que luego de un largo viaje que puso a prueba su resistencia física, se encontró con la sonrisa y la alegría enorme de la familia que los recibió y a quienes les construirían la casa. “Lo más importante en esta vida es el amor, y es lo que nos saca adelante.  El trabajo en equipo arrastra y no hay nada que no podamos hacer si estamos unidos.  La unión es la respuesta a nuestros conflictos, y es lo que trae la felicidad a nuestros corazones. Otro viaje que transformó su vida fue hace dos años cuando visitó Machu Picchu. Por su gusto por la naturaleza este es uno de los lugares que se quedó grabado en su corazón, “fue un gran despertar, un momento de poder ver cuán pequeña soy, y cuán grande es la creación, era un espejo de mi alma y corazón. Me salieron las lágrimas de solo sentir lo que en ese momento despertaba en mí” explica.

Sin duda alguna, esta joven yogui es una fuerza energética que está en la constante búsqueda del conocimiento para compartirlo a los demás como profesora de meditación y yoga. Una mirada a su Instagram basta para sentirse inspiradas para comenzar a practicar yoga, encontrar un balance energético en sí mismo y disfrutar de las cosas buenas de la vida, como las amistades duraderas y sinceras, encontrando en uno mismo la alegría de vivir, luz que definitivamente irradia una mujer como Sofía Marroquín. 

#BADASS STYLE TIPS

“Lo principal es sentirme cómoda. Me gustan las piezas lisas, de la misma paleta de colores y utilizar capas de ropa”.

Las piezas clave para Sofía son su colgante de cuarzo que usa todos los días. Pantalones yogi (flojos de la rodilla a la cintura), un crop top de manga larga. Parte esencial que no puede faltar es un Body negro que se puede usar con casi cualquier cosa.

Colgante de Cuarzo

Los profesionales de la cristaloterapia lo utilizan como una piedra curativa que limpia las energías tanto del cuerpo como de lugares y cosas. Dependiendo del color del cuarzo existen otros beneficios.

Crop Top / Body

Ambas piezas han tenido su auge en la moda en los 90’s pero ahora con algunas modificaciones en color y estilo regresan más fuerte que antes. Utilizalos en colores lisos, puedes utilizador con pantalones o faldas de cintura alta.

Puedes darle un toque classy con tu crop top mostrando solo una franja de la sección media del vientre.

Nos encantan los body suites de colores pastel de manga larga para esta temporada.

Pantalones Yogi

Combinalos con las piezas antes mencionados y estrena en tu próxima sesión de meditación, también puedes utilizarlos con bralettes deportivos.

#BADASS BEAUTY TIPS

Porque la belleza va más allá de lo que los ojos pueden apreciar

En su viaje espiritual, Sofía descubrió que la belleza interna se irradia a través de la física, que lo que vale esta en el interior y por lo mismo trata de mostrarse lo más natural que puede, utilizando un nude makeup para así resaltar sus atributos naturales.

Como mejorar un Nude Makeup

Para lograr este LOOK lo más importante es la rutina de limpieza y tonificación previa de tu piel exfoliando también tus labios. Luego es importante saber que en este caso, menos es más, usa la menor cantidad de maquillaje y usa colores que vayan con el color de tu piel, usa pintalabios del mismo tono que tus labios o transparentes con un toque de brillo.

 

Fotografía: Victor Martinez
Vestuario Cover: Maison Escarlata
Joyas: Alessa Designs
Maquillaje: Katina Pappa de Zachrisson
Peinado: Social Statement Salon
Locación: La Fototeca
Modelo: Sofía Marroquín