Sólo creo que es importante que cualquier persona encuentre algo que le gusta hacer, sin importar que sea. Cuando uno se dedica a algo que lo apasiona se manifiesta todo nuestro potencial, porque uno se empeña en hacer las cosas bien y crear algo de eso.”

/

ABOUT ANA

Hija de madre guatemalteca y padre suizo, hermana y de familia unida. Ana se describe como una muestra de colores, con pasión y entrega a la fotografía.

Trabaja fotografía comercial y también se dedica a realizar proyectos fotográficos personales. Es maestra en esta rama también y continuamente participa en exposiciones.

Estudió administración de empresas y luego comenzó a cursar talleres y diplomados en fotografía.

Le encanta leer y actualmente está leyendo Grandes Expectativas de Charles Dickens. Al preguntarle sobre su libro favorito, menciona que no tiene uno en específico porque es muy versátil al elegir sus lecturas.

Su película favorita es La Historia Sin Fin de Wolfgang Petersen. La vio cuando era una niña pero quedó fascinada por lo que lograba sentir hacía los personajes y la importancia de seguir los sueños, la imaginación y determinación.

/

WORK LIFE

Ana trabaja de forma independiente y menciona que el trabajo en su vida como mujer la hace sentirse útil, emocionada y siempre con ganas de aprender algo nuevo.

De su trabajo le gusta el proceso de creación, como todo empieza con una idea hasta que esta se vuelve una realidad.  Agrega que, “Ver los resultados es muy gratificante. También me gustan los retos, dan una sensación de crecimiento al completarlos.

Describe su trabajo en tres palabras: ordenado, limpio y sensible.

Sus mejores logros han sido poder tener su independencia laboral, hacer de su pasión una forma de vida. Exponer su trabajo en espacios dedicados al arte dentro y fuera de Guatemala. También le gusta impartir clases.

“El sentido de comunidad, sobre todo una comunidad fotográfica y artística en Guatemala es muy importante para mí”.

Para el futuro Ana se ve en la fotografía aportando en el campo artístico. Siempre está en búsqueda de un crecimiento y una maduración de su trabajo. Está abierta a oportunidades dentro y fuera del país que le brinden eso. Su visión es exponer fuera del país nuevamente y conseguir residencias artísticas y establecer nuevas conexiones en el mundo del arte.

Para esto, Ana menciona que los valores elementales que deben que tener las personas en su vida deben ser la valentía y pasión.

Actualmente, Ana se encuentra trabajando junto con Margo Porres en el proyecto de 1001 Noches para abrir un espacio experimental para creación audiovisual, que además funciona como espacio de exposición y educación. También, se encuentra trabajando en su siguiente proyecto personal de fotos, que serán autorretratos. 

Su siguiente exposición será en octubre en Galería Extra de zona 14.

La fotografía de Ana Werren tiene como inspiración las formas y la luz, y ella es su propia fuente de investigación. Toma de referencias sus experiencias y conexiones con otros como inspiración.  Siempre absorbe todo lo que puede para crear.

Fue desde muy pequeña que tomó una cámara de fotos y empezó a capturar todo aquello que le llamaba la atención. Le gusta cómo la fotografía puede detener el tiempo y trasladarla nuevamente a ese momento.

“La fotografía es mi pasión. No hay ningún aspecto de mi vida que lo relacione a imágenes. Creo que es mi obligación calmar esa sed de creación fotográfica”

Ana menciona que algunas mujeres como Clara de Tezanos, Silvia Obiols de Tres, Carmen Maldonado y Sabrina Castillo han sido influencias en ella y sus proyectos.

Con su trabajo, quiere mostrar la intención de que es dueña de sí  misma y aportar con eso a la mujer guatemalteca. Considera importante que las mujres tomen las riendas de sus propias vidas y que valoren reconociendo su potencial. La fotografía es su voz fuerte ante este mensaje.

Ante una actualidad donde la fotografía es muy popular, Ana menciona que para marcar diferencia la imagen tendrá peso de forma y estética que inmediatamente llama la atención y lo que hay detrás de esta.  La capacidad que tiene para transportar a otros mundos o realidades, de confrontación personal y cuestionamiento.

Lo que motiva a Ana todos los días es su ambición por dejar una huella en este mundo, por la necesidad de compartir y la pasión que esto requiere.

Para ella, hay tres consejos que aportan a vivir una vida más balanceada y exitosa:

Encontrar lo que nos gusta y llevarlo lo más lejos posible

Ser auténtica y sincera

Dedicarle tiempo a tus amistades y familia ya que el éxito se mide en tu relación con ellos

Los tres ingredientes de la felicidad para Ana Werren son: Creer en ti misma, ser valiente y tomar riesgos, amar.

El consejo de Ana para las personas que empiezan a estudiar fotografía es que tienen que saber que hay que dedicarle el tiempo necesario, estar dispuestos a experimentar y cometer errores y sobre todo, ser obstinada y persistente para alcanzar la meta.