UN PROCESO LARGO Y UN ARDÚO HAN LOGRADO DAR FRUTO A CUMPLIR EL SUEÑO DE GEMIMA.
ACOMPÁÑANOS EN ESTA TRAYECTORIA DE CASI DOS AÑOS QUE HOY ESTAMOS ORGULLOSAS DE COMPLETAR.

EL SUEÑO

“Mi hija y yo platicábamos y nos imaginábamos cómo iba a ser la casa, ‘vas a tener tu propio cuarto’ le decía yo,” compartió Gemima

Cuando LOOK Magazine inició, el equipo era pequeño. Cinco años han pasado desde entonces y, sin lugar a dudas, LOOK es cómo es gracias al apoyo de todas las mujeres que han atravesado sus puertas y caminado por sus pasillos. Una de ellas, quién de hecho ha estado en LOOK desde sus comienzos, es Gemima Santos. 

Durante los últimos cinco años, Gemima ha sido la encargada de mantener y cuidar las instalaciones de LOOK Magazine. Todo este tiempo ella ha demostrado ser una mujer entregada y trabajadora, quién le dedica el tiempo suficiente a los detalles. Para ella sus labores en LOOK, aunque son agotadores por la premura del tiempo, no le pesan por el trato que recibe. “Aquí me han tratado como gente”, relata Gemima “yo he escuchado historias de personas que se encuentran en trabajos similares al mío, y cuentan cosas muy feas. Pero aquí siempre me han tratado con respeto” finaliza. Según Gemima, en LOOK todas son un equipo y nadie está por encima de nadie. Entre todas se ayudan mutuamente para poder sacar adelante las tareas del día. 

Esa misma cercanía hizo que todo el equipo de LOOK estuviese al pendiente de su situación económica y familiar. Aunque Gemima cuenta con el apoyo de sus padres, con quiénes vivía junto a su hija, Abigail, siempre tuvo el sueño de tener una propia casa. Gracias a la estabilidad laboral que consiguió al iniciar sus labores en LOOK, se atrevió a cumplir ese sueño. Con dedicación y esfuerzo logró comprar un terreno, para así poder levantar muros que la resguarden a ella y a su hija, pero parecía ser muy incierto cuándo lo iba a lograr. “Mi hija y yo platicábamos y nos imaginábamos cómo iba a ser la casa, ‘vas a tener tu propio cuarto’ le decía yo. Pero yo sabía que iba a ser posible hasta que terminara de abonar el terreno, porque me era imposible abonar al terreno y pagar la construcción de una casa. No sabía ni cuándo ni cómo iba a poder hacerlo”. 

Gemima entonces buscó el tiempo para poder estudiar. Al comenzar a trabajar en LOOK se dio cuenta que las mujeres, a través de su educación y esfuerzo, pueden cumplir sus sueños. Poco a poco fue agarrando más confianza en ella misma y buscó otras fuentes de financiamiento para cumplir su sueño. Gemima se adentró en el mundo de la cocina y comenzó a vender pasteles y galletas que lograba hornear en su tiempo libre. Aunque las adversidades tocaron su puerta en varias ocasiones, nunca bajó su frente y de manera valiente sobrepasó las dificultades. De esta manera ha logrado animar a su hija a esforzarse y luchar por lo que quiere lograr. Abigail, inspirada en su madre, hoy estudia computación y sueña con algún día convertirse en diseñadora gráfica para incorporarse en el mundo del diseño editorial. 

Inspiradas por la tenacidad y ardúo trabajo de Gemima, el equipo de LOOK vio esto como una oportunidad para ayudar y para transformar la vida de una persona. Es por eso que, desde hace dos años, se ha ido planificando un regalo muy especial: la construcción de la casa de Gemima. 

LOS ÁNGELES

Lo que más emociona a Gemima de todo esto, es la apertura y apoyo que todas las trabajadoras de LOOK tuvieron con la idea. “Para mí fue algo muy especial” cuenta, “Nadie puso ni un pero ni dijo no. Al contrario, todas apoyaron la idea con ánimo. Estoy feliz y agradecida porque se han preocupado por mí. No todas las personas son así, no todas las empresas son así” relata con emoción “es increíble ver a todo un equipo que pone de su parte. Ellas siempre estuvieron de acuerdo y siempre trabajaron en equipo” dice.

Luego de haber evaluado la idea, el equipo de LOOK puso manos a la obra. Inició así la búsqueda de fondos y ayuda para ver cómo cumplir este gran sueño. Nada hubiese sido posible sin el grupo de donantes que pusieron amor y empeño en la construcción de la casa. Uno de ellos es PreCon. 

María Marta Fuentes fue la arquitecta de PreCon quién tuvo a su cargo el proyecto. “LOOK se acercó a nosotros con este proyecto en mente, lo evaluamos, se vio el terreno, se hizo la planificación y el presupuesto y fue aprobado” explica la arquitecta Fuentes. Según expresó la arquitecta, a PreCon le encanta las logísticas grandes, sobretodo aquellas que toman tiempo de planificar y requieren mucha entrega de todos los involucrados. Por eso mismo, PreCon optó por solicitar a sus trabajadores de su participación voluntaria. “Toda la gente estaba emocionada” relata Fuentes, y todos jugaron un papel distinto pero muy crucial para poder levantar el proyecto. “Como empresa, nos hace muy felices cumplir un sueño que, además, nos une como equipo” termina. 

Para realizar este tipo de proyectos, PreCon cuenta con varios modelos de casas previamente diseñadas y cuantificadas. En base a las características del terreno, se decide qué modelo utilizar. En el caso de la casa de Gemima, se utilizó el modelo Santa María, con algunas modificaciones para que la casa fuera un espacio más cómodo. Este cuenta con dos habitaciones, sala, comedor, cocina, un baño, área de pila y un pequeño porche para que Gemima pueda descansar.  PreCon no solo se enfoca en levantar los muros de sus construcciones, sino que presta minuciosa atención a todos los detalles que hacen de la casa un hogar bien hecho, tales como la cimentación, levantado de muros con sistema BloCon, techo de lámina, instalaciones hidrosanitarias y drenajes, intalaciones eléctricas y acabados. Por eso mismo, utilizan materiales de última tecnología y de alta calidad. Utilizan el Sistema BloCon de muros prefabricados que consiste en bloques de concreto, accesorios y postes pre esforzados de calidad certificada ISO 900:2008. Maria Marta explica “en nuestro sistema los blocones no necesitan mortero de pega, ellos mismos se soportan por su propio peso, y proveen asilamiento térmico y acústico además de ser un sistema sismo resistente.” 

Aparte de PreCon, hubo otro ángel que se unió a cumplir este sueño, La Paleta. Esta empresa aportó la pintura necesaria para darle un aire fresco a la casa de Gemima con colores armoniosos, bajo la filosofía que los caracteriza “el color lo cambia todo”. El equipo de LOOK sugirió la paleta de colores a utilizar, los cuales fueron donados por La Paleta. Además, La Paleta también donó aceite para paredes internas y externas, para darle un mejor acabado a los muros de la casa. “Creemos firmemente en que el color  tiene el poder de transformar, innovar y motivar” explica Allan Bautista de La Paleta,  “pero principalmente tiene la característica de influenciar en las emociones, estados de ánimo y entornos de las personas”. Según Bautista, la empresa decidió formar parte de este proyecto porque es una iniciativa que refleja su filosofía de trabajo, en sus palabras “nos sentimos muy contentos y satisfechos de poder apoyar este tipo de causas que nos ayudan a continuar brindando emociones y sentimientos positivos”. Para Bautista, este tipo de proyectos, sean grandes o pequeños, tienen el objetivo de beneficiar a comunidades e impactar en el estilo de vida “gracias a la magia del color.”

Finalmente, para darle los últimos toques a esta casa y convertirla en un verdadero hogar, entró en acción Samboro, quiénes donaron los pisos, Camas Ultra, apoyando con dos camas, Kalea, empresa que donó todo el amueblado de la casa, desde la sala hasta las mesas de noche y Electrónica Panamericana, quien donó un horno tostador.

EL RETO Y LA RECOMPENSA

Pero, no fue fácil levantar este proyecto ya que los obstáculos no se hicieron ausentes. El primero tuvo que ver con el acceso a la locación del terreno, el cual solamente era posible en carro. Esto dificultaba la entrada de camiones con todo el material de construcción. Por tanto, todo el equipo se organizó para hacer viajes pequeños y así trasladar todos los materiales. Ello retrasó la logística, pero no desanimó a nadie. Sin embargo, al comenzar a preparar el terreno, los expertos notaron que la tierra del mismo era fangosa y arcillosa, por lo que no era buena tierra para llevar a cabo una cimentación adecuada. Nuevamente el equipo tuvo que ingeniárselas para buscarle una solución a este inconveniente. De esta manera decidieron remover toda esa tierra y poner un selecto compactado para poder tener un suelo con mayor soporte y así soportar el peso de la construcción. Pero faltaba algo más. Cuando iniciaron las excavaciones para crear el pozo de absorción, se encontró roca a pocos metros de profundidad. Afortunadamente el terreno contaba con otra área lo suficientemente grande para hacer dos pozos. 

A pesar de que el proceso de planificación había iniciado más de un año atrás, nada preparó al equipo para los obstáculos que tuvieron que enfrentar. Eso mismo atrasó la logística y dificultó la carga de trabajo, debido a que todo ello no se tenía planificado. No obstante, el presupuesto que fue aprobado cubrió cada uno de estos gastos. “Personalmente me siento orgullosa y realmente feliz de cómo se llevó a cabo todo el proceso” relata la arquitecta “tratamos de resolver lo más rápido cada reto y de la mejor manera posible para entregar una vivienda digna” finaliza.

Para todos los que colaboraron en la construcción de esta casa, el resultado fue una gran recompensa. Para PreCon, la construcción de esta vivienda no solo les permitió aportar a una gran causa, sino que además les dio la oportunidad de mostrar los materiales que ofrecen. “Al final” explica la arquitecta “una casa PreCon es más accesible económicamente y más rápida su construcción. Estamos como empresa comprometidos a hacer algo bien hecho con buen material y que va a durar muchos años”. 

Por su parte, para el equipo de LOOK este proyecto significó algo mucho más profundo. LOOK es una revista de moda, pero su objetivo no es únicamnete comunicar sobre las tendencias de moda, belleza y decoración, sino del empoderamiento de la mujer. Con este proyecto, el equipo de LOOK espera haber contribuido con el empoderamiento de Gemima. Al respecto, Mónica Niederheitmann, una de las fundadoras de LOOK, expresó emocionada “ver este proyecto como una realidad, después de tanto tiempo, me provoca emociones indescriptibles” dice “este no era un sueño solo de Gemima, sino de todos en la familia LOOK. La construcción de esta casa es la representación de todo lo que LOOK ha logrado en cinco años”. Andrea Villacorta, co-fundadora, concuerda con esta idea y dice “Gemima es alguien que va a salir y dejar huella. Este proyecto es solo el canal facilitador para llegar más rápido a dónde ella quiere llegar. Nos sentimos orgullosas de poder participar en este proyecto y estamos agradecidas con todas las marcas que nos han apoyado” finaliza.

Sin duda, la construcción de esta casa marca el inicio de una nueva etapa en la vida de Gemima y Abigail, y va mucho más allá de la posesión de una propiedad. Gaby Camacho, co-fundadora de LOOK lo explica de la siguiente forma, “un hogar puede ser un símbolo de la fuerza de una mujer. Al tener un hogar, una persona tienen un lugar para poder desarrollarse y crecer, no solo como familia sino también personalmente, ya sea para hacer sus negocios, estudiar, etcétera” continúa, “una casa le da las herramientas necesarias para vivir una vida más en paz, más feliz y, sobretodo, más segura. Es un lugar dónde pueden seguir soñando. A partir de ahora, el cielo es el límite” termina Gaby.  

Por su parte, Gemima nunca imaginó que esto le pudiese pasar a ella, “me encanta el resultado final” dice, “siempre he admirado la determinación y dedicación del equipo de LOOK. Ellas tienen la característica de que, cuando quieren hacer algo, lo hacen bien”. El equipo de LOOK es una familia y, como tal, velan por ayudarse entre ellas mismas. “Estamos agradecidas con Dios y con las empresas que se unieron a nosotras para lograr este sueño” dice Gaby emocionada. “Al final, lo único que queríamos era mostrarle a Gemima el amor que le tenemos y retribuirle todo el esfuerzo de su arduo trabajo” termina.