CHEF INNOVADORA
Marcela tiene 26 años de edad y es la chef y propietaria del peculiar restaurante La Esquina, Casa y Adela en la zona 4 de la ciudad de Guatemala. Allí Marcela ha logrado crear un concepto que refleja la cultura guatemalteca y alta cocina.

Marcela inició su carrera en París, Francia. Allí se graduó del Cordon Bleu y trabajó en Le Grand Vefour, restaurante que cuenta con tres estrellas Michelin. Además también estudió en el Instituto Culinario de América, en dónde obtuvo un BA en Restaurant Management and Hospitality. Luego de graduarse, Marcela continuó su carrera en Eleven Madison Park, actualmente el mejor restaurante del mundo según la lista San Pellegrino, en dónde se especializó en alta gastronomía, y además es Sumiller certificada. 

Joyería: Alessa Designs |  Pear Knuckle Ring, Marquise Knuckle Ring, Eternity Ring

Al regresar a Guatemala, comenzó a contribuir en varios proyectos de servicio a la comunidad como Best Buddies y Apoyando a Quienes Apoyan y empezó a trabajar en Casa Palopó como Chef Ejecutiva. Pero ella quería algo más. “Mi sueño siempre fue tener mi propio restaurante y mi familia me demostró que a través de esfuerzo y trabajo duro, todo se puede lograr.” Enfocada en generar nuevos conceptos gastronómicos en el país emprendió en 2016 con el proyecto La Esquina y este año con Casa y Adela en zona 4, “el proceso de alcanzarlos fue duro pero increíble.” Todo comenzó con su amor por los mercados y las personas, el producto, los colores, los aromas, texturas y el lenguaje que se utiliza en el mercado, “para mí, es la versión más genuina de una cultura. Es la mejor forma de conocer lo que tiene un país por ofrecer” explica la chef.

Su pasión por transformar los sabores tradicionales y experiencias guatemaltecas en algo innovador y diferente, la ha llevado a introducir nuevos conceptos que reflejan la esencia y personalidad de un mercado nacional guatemalteco, con sazón de alto diseño, detalle, comodidad, higiene, etcétera. Marcela dice “me encanta hacer cosas nuevas, y espero así inspirar a más personas a tomar el riesgo de hacerlo también”.  

Joyería: Alessa Designs | 5 Pear Necklace, Clique L3 Necklace
“Desde un principio, La Esquina como concepto, era un riesgo y zona 4 también, pero siempre mantuve la esperanza que hay más guatemaltecos, como yo, que quieren un cambio, una comunidad, un estilo de vida en donde todos somos aceptados tal como queremos ser, en donde somos libres.”

Es así como, dentro de una industria liderada por hombres, Marcela ha sido la única mujer en la cocina. Eso la ha fortalecido como persona, “no se trata de qué género eres” dice “sino de lo dispuesto que estás por aprender, trabajar y mejorar. Con esta actitud he logrado superar ese estereotipo y que mis compañeros me vean por lo que valgo como cocinera y no como mujer diferente a ellos”.  Además con estos nuevos conceptos, Marcela no solo tiene un restaurante sino que ha generado una comunidad y urbanismo, “quiero mejorar la calidad de vida de los guatemaltecos, ofreciéndoles servicios amigables, cómodos, caseros, pero con buena vibra y diversión”. Para ello, ha sido esencial rodearse de gente con metas similares “tenemos mucho que ofrecer, muchas oportunidades, mucho talento y hay que explotarlo”. Su visión de una mejor Guatemala es “donde podemos trabajar unidos para un mejor futuro y calidad de vida.”