A Picture is Worth a Thousand Words

Un gesto, una emoción, se convierte en sentimiento a través de su cámara. Las fotos de Carmen Maldonado reflejan su pasión y la dedicación por su trabajo. En sus retratos existe una narrativa que transmite muchas emociones, caracterizando su arte como algo real y auténtico.

Carmen nació en Guatemala el 22 de marzo de 1972 y es considerada una de las mejores fotógrafas de Guatemala. Actualmente se desarrolla como directora y fotógrafa en Area Studios, un espacio diseñado por ella y su esposo, Miguel Maldonado. Carmen creció rodeada de cámaras debido a que su padre, Luis Martínez, era fotógrafo. Siempre le gustó todo lo que estuviera relacionado con el mundo de la imagen y por esta razón, estudió fotografía en The Washington School of Photography, en D.C.. Ella no se conformaba con aprender sólo lo que le enseñaban en la escuela, por lo tanto, se dedicó a viajar por Estados Unidos, a visitar estudios y a realizar cursos y workshops con fotógrafos profesionales para mejorar su técnica.

Algunos de los workshops que tomó para ampliar sus conocimientos le dieron la oportunidad de estudiar con fotógrafos de renombre mundial tales como: Peter Lindbergh, Eugenio Recuenco, Marco Grob, Frank Ockenfels III, Norman Jean Roy, Mark Seliger, Andrea Modica, Christin Witkin y David Turner.

Su experiencia en el mundo de la fotografía es muy amplia, sin embargo, el género que más le apasiona es el retrato: “Me gusta conocer a la gente, documentarla y narrar en un instante el sentimiento que esa persona me esté transmitiendo. Lo que me encanta de los retratos es que su valor aumenta mientras pasan los años.” Esta pasión por los retratos también forma parte de su fuente de inspiración. Carmen confirma firmemente que normalmente no busca referencias de otros artistas, sino que prefiere utilizar referencias de pinturas o retratos antiguos y utilizar la historia como fuente de inspiración: “en realidad, mi sueño como fotógrafa es que la gente me reconozca por la técnica y el estilo que tienen mi fotos, por lo cual, trato que mi trabajo sea lo más honesto, real y auténtico posible.”

De los retos más grandes que Carmen ha tenido que enfrentar como fotógrafa profesional es el hecho de haber regresado de Estados Unidos, 7 años después, con la idea de que la industria fotográfica en Guatemala había evolucionado, sin embargo al poco tiempo se dio cuenta que seguía siendo un país en donde hacía falta más la apreciación hacia el arte y la fotografía profesional: “No quiero hablar mal de Guatemala”, expresa, “pues este país es precioso y hay muchas personas talentosas, pero somos un país miedoso. El talento, el conocimiento, la novedad y lo diferente, nos da miedo y es por eso que siempre queremos ir a lo seguro sin salirnos de nuestra zona de confort, obteniendo siempre los mismos resultados.”

Dicha situación fue la motivación que Carmen necesitaba para desarrollar su nuevo proyecto, Area Studios. Principalmente, el estudio fue creado como una plataforma para fomentar la calidad fotográfica y la creatividad. Area Studios es el primer estudio fotográfico en la región centroamericana de su nivel y ofrece los mejores servicios de fotografía para poder realizar todo tipo de producciones. En la arquitectura y el diseño de este espacio, se ve reflejada la influencia y el conocimiento que ella y su esposo adquirieron durante los 7 años que vivieron en Estados Unidos. El objetivo más importante del proyecto es crear un espacio donde diversos artistas puedan compartir sus conocimientos e ideas para transformar e innovar un mercado en crecimiento. “Lo mejor sería que todos los fotógrafos nos dejáramos de ver como competencia y empezáramos a trabajar juntos.”

Con el tiempo, Carmen se ha logrado posicionar como fotógrafa profesional en Guatemala y ha trabajado para varios diseñadores, agencias y campañas publicitarias. Sus proyectos más recientes son: Lia Cohen, Salón Estilos, Avia, Majadas, BAM, etc. También ha trabajado la fotografía arquitectónica con empresas de alto nivel como Proporción y Escala y Grupo Azur. Carmen nos indica que la comunicación con sus clientes es de mucha importancia, “no me gusta desarrollar una relación de negocios con mis clientes, sino más bien una relación de amistad, comunicando las ideas para poder crear una dinámica de trabajo en equipo y así lograr mejores resultados.”

Por el momento, Carmen se encuentra desarrollando un proyecto personal con María Cristina Acquearoni y Lia Cohen, el cual está inspirado en la mujer y el retrato, el cual será publicado pronto. También esta por empezar una serie de workshops en Area Studios, como el Workshop 101, que trata sobre la introducción a la fotografía digital y Portrait Lighting Workshop, que explora la iluminación clásica. Estos workshops se estarán llevando a cabo cada mes y medio.