Mi principal objetivo es entretener pero siempre me gusta transmitir un mensaje de optimismo, esperanza y fe, además de recaudar fondos para niños enfermos.

Lo que de verdad importa, es una película 100% benéfica, toda la recaudación está destinada a Ayuvi para ayudar a los niños con cáncer. LOOK tuvo la oportunidad de conversar con el guionista, director y productor de la misma, Paco Arango; a continuación te presentamos la entrevista exclusiva.

LM: ¿De dónde surge la inspiración para hacer esta película?

Es una película de ficción, entonces es mi imaginación que corre libre; yo siempre he querido tener el don de curar y pensé ¿qué pasa si un hombre recibe este don? ¿Qué haría? Entonces esa es mi historia, un hombre egoísta que recibe esta gracia pero como en los cuentos, lo rechaza. Posteriormente una niña enferma de cáncer terminal le dice que ella no cree en los curanderos pero sus papas piensan que si pueden curarla, le pide que finja que él puede sanarla porque ese es su regalo para ellos.

LM: ¿Cuál es su principal objetivo con esta película?

Pues yo soy cineasta, mi principal objetivo es entretener pero siempre me gusta transmitir un mensaje de optimismo, esperanza y fe, además de recaudar fondos para niños enfermos. Con mi primera película logré hacer algo importante que fue un centro de trasplantes de médula ósea para niños; pero esta es la primera película en la historia que va por el mundo donando dinero a los niños de cada país; ya llegó a España y México con muchísimo éxito. Luego viene Colombia, Brasil y Ecuador.

LM: Los fondos de esta película van destinados a Ayuvi, ¿por qué se unió a su causa?

Todos los fondos van destinados a Ayuvi, yo no recupero un solo peso. Es importante saber que la película ya está donada por mí, ya no es mía. Me uno a su causa porque mi relación con los niños con cáncer es muy importante porque empecé un voluntariado en el año 2001 que cambió mi vida para siempre; porque iba todos los días a un hospital y eso no cambió en 16 años, tengo mi propia fundación, se llama Aladina. Entonces cuando yo voy a un país, indago cual es la fundación más adecuada y con Ayuvi fue muy fácil, son increíbles; creo que son el máximo enemigo del cáncer infantil en Guatemala

LM: ¿Cómo llega a este voluntariado?

Pues yo solo quería donar mi tiempo, yo tengo la sensación de que tengo mucha suerte, primero nací con un cuerpo sano, segundo en una familia que me quería, económicamente estable, pude cumplir mis sueños profesionales y lo más importante es que creo que después de esta vida hay otra y lo primero que me van a preguntar al llegar es ¿Qué hiciste con todo lo que te dimos? Entonces de allí vino mi urgencia por donar mi tiempo, que es lo más precioso que tenemos. Una vez que empiezas a trabajar con niños con cáncer te das cuenta de lo especiales que son, son pequeños guerreros; son profesores del amor y de la vida, me ha marcado, me hace ser quien soy ahora; aun me quejo del trafico pero claramente mis objetivos son los correctos.

LM: ¿Cómo conoció Ayuvi?

Indagué cuales eran las fundaciones que trabajan con niños y que fuesen muy efectivas y profesionales; cuando me topé con Ayuvi paré de buscar porque hacen una labor muy parecida a lo que hacemos nosotros en España con Fundación Aladina.

LM: ¿Lo mueve alguna intención personal para crear películas de este tipo?

Sí, mi relación con los niños con cáncer, mi propia fundación, mi fe, yo tengo mucha fe; creo en Harry Potter es tremendo; creo que entretener y dar el dinero para niños es una motivación muy noble y es la mía.

LM: ¿Qué lo llevó a crear la fundación Aladina?

Mis vivencias con los niños, estuve cinco años metido en un hospital, perdía mucho niño a pie de cama y los quería como que si fueran mis sobrinos y me di cuenta que yo tenía que hacer cosas que me tenían que sobrepasar, decidí crear la fundación y atendemos a más de dos mil niños cada año, hacemos reformas hospitalarias muy importantes y le pegamos muy duro al cáncer infantil.

LM: ¿Cuál ha sido su mayor enseñanza al tratar con niños con cáncer?

Que la vida es un regalo, hay que valorar eso y ayudar dentro de lo posible a quien sea. Nuestra responsabilidad en la vida es dejar el mundo un poco mejor de lo que lo encontramos.

La magia trascenderá la pantalla gracias a ti, asiste a partir del 31 de agosto al cine y colabora con los niños con cáncer.