Una mujer a quien su responsabilidad social y su compromiso con Ecuador, la han llevado a ser una de las empresarias más respetadas de su país.

Isabel Noboa es hija del ya fallecido empresario Luis Noboa Naranjo, quien fue el fundador de Corporación Noboa. Es madre de tres hijos y, hasta antes de la muerte de su padre, Isabel era ama de casa de tiempo completo y dedicada a la Fundación para la Adopción de Nuestros Niños. Tras la muerte de su padre en 1994, la corporación fue dividida y a ella se le asignó ser representante nacional de compañías como Coca-Cola, el centro comercial Mall del Sol, el Ingenio Valdez, entre otras empresas e inversiones, por lo que decidió comenzar el Consorcio Nobis y decidió trabajar la herencia de su padre y multiplicarla. Con este fin, estudió cursos y estudios superiores a distancia en Harvard Business School.

Su padre tuvo un gran impacto en su vida por lo que, para honrarlo, Isabel escribió un libro biográfico de la vida de su padre llamado Perfil de un Triunfador. Ella mantiene presente el compromiso que le inculcó su padre: “Trabajamos por la emoción de crear.” Isabel fue una fuerza unificadora de la familia durante el proceso de división de bienes, pues buscó siempre un equilibrio entre todas las partes y sin romper o dañar los lazos familiares.

Veinte años después, el Consorcio Nobis es una de las sociedades comerciales más importantes de Ecuador, abarcando negocios en el área agrícola, industrial, comercial, turística e inmobiliaria. Pronobis, la rama inmobiliaria del Consorcio Nobis, ha generado proyectos innovadores, creativos y exitosos, como lo es la Ciudad del Sol que, de acuerdo a su página en línea, es un moderno parque inmobiliario en el que se encuentran emplazados Mall del Sol Shopping Center, los hoteles Howard Johnson y Sheraton Guayaquil junto con el Casino Sol, el Executive Center, Plaza del Sol, Equilibrium, Professional Center, Torres del Sol I y II, Plaza Parking, OmniHospital y Torre Médica 1; y La Gran Manzana, que está formada por Trade Building, Elite Building, Sonesta Hotel & Shopping, La Guarda y Parqueos Plaza. En Ciudad del Sol convergen alrededor de 1,500.000 personas al mes, entre visitantes locales, turistas nacionales y extranjeros. Se trata de un conjunto de edificaciones, donde se puede hacer desde compras y negocios hasta divertirse y disfrutar de las mayores comodidades, en una atmósfera agradable, segura y cosmopolita. Además está ubicada a escasos minutos del Aeropuerto Internacional José Joaquín Olmedo, designado hace poco como el mejor de Latinoamérica. Pronobis cuenta también con proyectos en Quito.

Manta y Machala. 

Isabel, una mujer que ve los retos como forma de crecimiento y aprendizaje, ante los cuales nunca se rinde, indica que todo lo hace por amor a Guayaquil, ya que le gustaría que ese siempre sea el puerto principal de Ecuador y trabaja arduamente en promover empleos y generar oportunidades.

Isabel Noboa es reconocida, también, por haber rescatado la marca La Universal, empresa nacional de confección y distribución de confites y chocolates. La marca era parte de la historia de Ecuador y en el año 2000, después de una crisis financiera que afectó a el país, Isabel compró dicha empresa centenaria y logró que en el año 2005 se hiciera la reapertura de la misma y, a pesar de la crisis que seguía afectando al país, la sacó a flote, absorbiendo también parte de la deuda del Estado. Isabel recuerda que como no había dinero se hacían trueques de negocios que beneficiará a ambas compañías para apoyarse mutuamente.

En el 2005 Pricewaterhouse Coopers y Líderes realizó una encuesta  nacional de sobre los líderes empresariales más respetados de Ecuador y ella quedó en tercer lugar, siendo la única mujer en la lista. En una entrevista ella dijo al respecto, “Creo que ya es hora que le den paso a la mujer, verdad, no solamente deben ser los hombres. Y creo que memhicieron caso, porque luego de eso tuve la suerte que me escogieran permanentemente como la Primera Empresaria del país. “Desde entonces ha sido galardonada con varias condecoraciones y reconocimientos“.

Mi lema de vida es tener una actitud positiva porque nada es imposible, sólo el que puede ver lo invisible, puede hacer lo imposible, no debemos amedrentarnos ante los obstáculos, todo obstáculo tiene una solución.”Aunque es una mujer digna de admiración, Isabel muestra humildad reconociendo detrás de sus logros el trabajo de todo su equipo y no sólo la responsabilidad de una sola persona.

A  pesar  de  su  trayectoria  como  empresaria,  su verdadero  llamado  es  la filantropía,  y su principal vocación  es  apoyar  y  potenciar  los  emprendimientos  sociales,  la  educación  y  la  mejora  de  la calidad  de  vida  de  los  ecuatorianos.  Isabel  es  fundadora y  presidenta de  diferentes  fundaciones como  la  Fundación  para  Adopción  de  Nuestros  Niños  la  cual se  encarga  de  hacer  trámites transparentes para la adopción de niños, también es vicepresidente de la Fundación “Semillas de Amor”, una fundación para la prevención y tratamientos del uso de drogas; y también es presidenta y fundadora de la Fundación Nobis, quienes hacen actividades para el desarrollo de comunidades y sectores de escasos recursos económicos.

Isabel Noboa es una mujer que jamás se ha rendido ante la adversidad, manteniendo esa actitud tan distintiva de ella. Ahora sus retos se expanden a la internacionalización del Consorcio Nobis. Estaremos pendientes de nuevos logros y sueños alcanzados.