Conoce a la fundadora y creadora de IX Style, la marca de zapatos que visten las celebridades y que está llevando agua potable a las niñas de las comunidades indígenas en Atitlán.

Francesca Kennedy es de padre estadounidense y madre guatemalteca. Nacida en Pensilvania, creció toda su vida en Estados Unidos, sin embargo, todas sus vacaciones y recuerdos de infancia son en Guatemala:

“Tengo mi DPI para probar que soy chapina”, bromea con nosotras durante la entrevista. Toda su familia vive en Guatemala, durante las vacaciones y días festivos visitaba a sus abuelos en su hotel Playalinda en Atitlán, en donde también tenían una casa. Para Francesca, su abuelo, Arturo, fue su modelo a seguir, ya que aunque hubiese perdido una pierna en un accidente de avión en la II Guerra Mundial, era una de las personas más activas y fuertes que Francesca conoció: “El es mi héroe. Con una pierna hizo de todo, fue a Machu Pichu, la Muralla China y muchos otros lugares. Su casa de Atitlán tenía 100 gradas y él las subía y bajaba todo el tiempo. Para él no existían las limitaciones y así me enseñó a ser. No hay que tener miedo y hay que continuar avanzando siempre”.

En uno de sus viajes al lago, en 2009, se encontró con que las aguas estaban contaminadas y la conmovió la imagen de unas niñas recolectando un poco de agua. El turismo había descendido también, y entonces en el mercado conoció a una señora que creaba una versión de lo que hoy conocemos como las sandalias IX Style: “Le compré 100 pares pero con modificaciones que yo le hice. Así comenzó la idea, para ayudar a esta mujer. Llevé los zapatos a Nueva York, y en una semana se vendieron todos entre mi familia y amigos. Comencé la publicidad de IX Style a través de People ́s Watch para realizar una prueba de mercado. Les facinaron los zapatos y me pidieron unas muestras. Más tarde me pusieron en la revista de junio. Fue así como comencé. Unas amigas en Harper ́s y Vogue quisieron colocar los zapatos en la revista, mientras estábamos en una reunión, una de ellas tomó una foto y la colocó en Instagram. Eso se vendió muchísimo. En agosto salimos en Harper ́s Bazaar, en julio en Vogue Online y después vendimos en tiendas como Top Shop, Antrhopology, etc”.

Para comenzar con su nuevo proyecto, Francesca contactó a una cooperativa de tejedoras alrededor del lago que la apoyan con la creación de los zapatos y son un total de 600 tejedoras. Más adelante, con una producción más grande, tocaron a su puerta marcas como J.Crew.

“Haz cosas que te den miedo”

En 2016 tuvo la oportunidad de participar en el show de Project Runway, Startup Fashion, en donde logró conseguir tres inversores para la marca y un contrato con Rebecca Minkoff, en cuyas oficinas se instalará este año. A inicios de este año, Francesca participó en una plática de TED y tanto la experiencia de la televisión, como la plática, le permitieron contar su historia enfrente del mundo. De las 22 personas que participaron en esa plataforma TED, casi todos se dedican a proyectos sociales, lo que para Francesca hace que se sienta como en familia, según nos cuenta. “Estaba muy nerviosa por hacer televisión y participar en el TED Talk. Pero entiendo lo que la publicidad es necesaria para el negocio, y como dijo mi abuelo, “haz cosas que te den miedo”, el riesgo es menos de lo que ganaría. Así que me empujó a hacer cosas que normalmente no haría, pero si el mundo no conoce el proyecto, no voy a poder ayudar a las artesanas ni a las comunidades”.

Antes de iniciar en este camino, Francesca trabajaba en el mundo de las finanzas y se graduó de al universidad de la carrera de Wealth Managment. Sin embargo, esta nueva aventura le permite pasar tiempo con su familia y desestresarse. Mientras viajaba cada tres meses a Guatemala, decidió darle un nuevo giro a su estrategia, trayendo a celebridades a conocer el lago y enseñarles de primera mano lo que vivían las comunidades. Es así que trae al fotógrafo Steve McCurry, con quién además compartirá créditos de un libro que están trabajando juntos, y un proyecto de producción documental. También, este año, Francesca fue nombrada como Héroe de Educación de Funsepa, junto a Marco Pappa, y hace poco recaudaron fondos para las escuelas alrededor del lago con un evento en Nueva York.

“Cada día trabajo por hacer una sola cosa de la empresa. Uno puede solo, solo tienes que saber qué estas haciendo y a quién escribirle. Todos están a dos emails de distancia. Al inicio nadie me dijo esto y ahora tengo grandes mentoras”

El sentimiento que Guatemala provoca en Francesca es uno de estar en casa y de pertenencia: “Cada vez que aterriza el avión siento mi espíritu en paz. Para mí, ser chapina es ser parte de la gente. Me han dicho que nos han votado como las personas más amables en el mundo y es verdad. Siempre decimos “Dios la bendiga”, o “que le vaya bien” y eso es tener un gran corazón, enviar bendiciones a las personas incluso desconocidas. Es por esto que quiero que las personas vengan a Guatemala a conocer. Quiero ser la persona que cambia esto, que nuestro país sea más turístico que Costa Rica”.

Sobre su éxito, Francesca nos explica que hace un año comenzó a meditar y a practicar yoga Nidra, que es manifestar lo que deseas en la vida: “En la primera clase, en los primeros diez minutos, la maestra nos dijo que escribiéramos lo que queríamos manifestar en ese día, en la semana, en el mes, en el año, etc. Así que yo manifesté que quería que mujeres poderosas, importantes y exitosas me escribieran y llamaran para apoyarme con IX Style. A la semana siguiente, una amiga me invitó a la casa de Alexandra Wilkis Wilson, una mujer que vendió Gilt Group a Saks Fith Avenue por casi un billón de dólares, una de las mujeres que, yo recuerdo, fue de las primeras en tener éxito en mi generación. La conocí y le encantó el proyecto, creyó en mí y se convirtió en una de mis consejeras y mentoras, fue quien me impulsó a ir a Project Runway. El día anterior al programa fui a una fiesta en el Upper East Side, allí estaban Matthew Broaderick y Sarah Jessica Parker. Yo tenía puestas mis sandalias y una señora entró y le encantaron. Le conté de dónde eran y me explicó que venía de trabajar en Guatemala, ella creyó en mí y en mi proyecto, su nombre es Betsy Ross”, nos cuenta.

Sobre su experiencia en este programa, nos explica sobre el significado especial que tuvo para ella ese día, que conecta con una anécdota familiar: “Fue viernes 13, estando en el cuarto verde me dieron la noticia de que había ganado una competencia a la que había ingresado. Luego salí al programa y Rebecca me dijo que tenía un par de zapatos míos y que eran los zapatos más cómodos que había usado. Tres de los cuatro jueces invirtieron y cuando llamé a mi mamá y ella me contó que su papá le dio una ficha con el número 13 y le dijo, “un día lo vas a entender, y ese día te va a traer mucha suerte”, ella

me dio la ficha. Ese día comprendí lo que reza el dicho: los días más importantes de tu vida son: cuando naces y el día que entiendes por qué. Debes plantar cuantas semillas puedas, porque nunca sabes cuándo te darán frutos”. Sobre esto nos cuenta otra anécdota, esta vez con Gweneth Paltrow: “Ambas vivíamos en Tribecca, entonces le dejé una caja con zapatos y una carta. Nunca escuché nada hasta que fue el tiempo de navidad y las ventas aumentaron. Pensé que era por la época, pero investigando me di cuenta que ella había publicado los zapatos en GOOP. Un par de días más tarde ella quería trabajar conmigo para crear una colección de primavera”, nos explica.

Al iniciar la empresa, Francesca no tenía ningún conocimiento en el mundo de la moda, lo que para ella fue una ventaja competitiva según nos explica: “Hay que tomar pequeños pasos. Nada de miedos, esos son solo excusas. Cada día trabajo por hacer una sola cosa de la empresa. Uno puede solo, solo tienes que saber qué estas haciendo y a quién escribirle. Todos están a dos emails de distancia. Al inicio nadie me dijo esto y ahora tengo grandes mentoras”, nos explica sobre su proyecto de impartir conocimientos a empresarias que lo necesiten y startups. “Para mí es importante darme a conocer y probar que soy una mujer de negocios seria. Es por eso que para mí es importante el respaldo de TED Talk, la revista Forbes, mis mentores, etc., porque eso me da credibilidad. En Nueva York te topas con bloggers y celebridades todo el tiempo. Es saber acercarse. Hay que estar dispuesto a hacer el trabajo y dar para recibir”.

Para Francesca, la importancia de su proyecto radica en que las mujeres cuenten con un salario: “Existen estudios que demuestran que una mujer invierte el 90% de su salario en su familia. Si queremos ver el cambio en el mundo hay que invertir en las mujeres. Este dato lo conozco de un libro muy bonito que se llama Half The Sky, de Nicholas Kristof and Sheryl WuDunn”, nos explica.

Sobre trabajar con Rebecca Minkoff nos cuenta: “Ella tiene un gran corazón. Tiene casi mi edad y es la vendedora número 1 de accesorios en Estados Unidos con ventas de más de 1 millón de dólares. Ella es la persona que me dijo que creía en mí, y que sería exitosa”, nos cuenta. Sobre su trabajo con Steve McCurry nos explica que ella busca dejar un legado a través del libro en el que están trabajando juntos.

Dentro de sus proyectos a futuro están realizar un programa que se llama Million Dollar Buyer, de Tilman Fertitta, además de realizar una colaboración con Home Shopping Network Live TV, con Randy Zuckenberg, la hermana del fundador de Facebook, Mark Zuckenberg. En octubre vendrán a Guatemala celebridades que ella traerá para recorrer el país, y además trabajará en una documental con Riot, unos productores de mini documentales que han sido nominado en previas ocasiones a los Premios Oscar.