MÉXICO GRANDE

Cómo se ha posicionado como uno de los países más importantes de inversión y crecimiento en la industria de la moda, ¿qué hace a México grande?

México es una fuente exquisitamente rica de cultura, sabor, color y cuando se trata de inspiración, no hay cómo pensar en imágenes de lo que ofrece este país enorme de casi veinte millones de habitantes. Dentro de toda la riqueza que tiene que ofrecer, llama la atención la industria de la moda y cómo en menos de veinte años ha logrado crecer a tal magnitud, calidad y lujo que hoy en día está compitiendo con las demás capitales del mundo.

Es un fenómeno que se está haciendo evidente cada vez con mayor fuerza por todo el territorio latinoamericano. Una nueva industria se está levantando, compuesta de todos los elementos necesarios para ofrecer al consumidor una nueva perspectiva de estilo, arte y diseño.

La publicidad, el orgullo por lo propio y la profesionalización de quienes trabajan dentro del círculo de la moda han sido elementos claves para que en tan poco tiempo esta industria haya cobrado tal magnitud y fuerza, representando hoy en día 345 billones de pesos mexicanos con una cantidad de empleados en el sector de fabricación y ventas de textiles, ropa, cuero y calzado de 2.3 millones.*

Como explica Jaqueline Resnik en su artículo “La moda mexicana busca seguir expandiéndose” publicado por Forbes en su página web en septiembre de 2016: “Con México liderando la industria de la moda de lujo en Latinoamérica, los diseñadores nacionales se encuentran haciendo increíbles esfuerzos por competir con reconocidas firmas internacionales con el objetivo de acabar con el tabú de que la moda mexicana no cumple con las necesidades del consumidor global y por tanto no puede ser usable. Buscando romper con este paradigma los diseñadores mexicanos han comenzado a apostar por un nicho de mercado y una tipología de consumidor global que realmente busque y aprecie sus creaciones y proceso creativo”.*

Sin embargo, no es exclusivamente la creatividad del diseñador lo que empuja a la industria, sino es la creación de un bien de consumo que sirve a un sector, lo que permite que exista una relación entre productividad, en materia de dinero y empleo, y la formación de una industria como tal, así como también el crecimiento de una demanda del consumidor nacional por comprar productos de su mismo país de origen.

En el mundo del arte y el diseño, tanto en Guatemala como en el resto del mundo, suele ocurrir el fenómeno en donde se produce y se compra una pieza por visión y creación de un individuo en particular (el diseñador), sin ocuparse de dirigirse a un comprador (el consumidor). Cuando se habla de mercado y la creación de una industria, el bien que se está creando está ocupando un nicho de mercado y hablándole a la necesidad de un consumidor, en este caso en cuanto a vestuario y estilo.

Se necesitan el uno al otro, si no existe la necesidad de un cliente por tener estilo y apreciación por la moda, no puede existir la creación en donde se plasma la creatividad y visión de un diseñador.

Este crecimiento de la industria es relativamente nuevo en México. Para una entrevista para LOOK Magazine en octubre de 2016, Sara Galindo hizo la observación sobre la similitud entre la industria de la moda guatemalteca y el punto de inicio en el que se encuentra hoy, a cómo comenzó y estaba México a tan solo un par de años atrás.

Sobre ese punto, es válida la observación de Talía Castellanos Usigli en su artículo para Vogue México “¿Un nuevo movimiento en la moda mexicana?” publicado el 27 de abril de 2016: “Aunque hace varios años en la industria, la falta de estructura tornaba confusa la situación de pasarelas y diseñadores, la perspectiva de la moda comienza a cambiar cuando se organizan eventos más concretos alrededor del tema”; además de hacer referencia a una frase de Tanya Meléndez, curadora del FIT sobre un comentario de Valerie Steele, Directora del museo del FIT, en el que explica lo siguiente: “Estamos iniciando un sistema de la moda más organizado, estamos al principio, pero muy bien para estar al principio”.*

La moda en México es uno de los sectores productivos más importantes en todo el país, según explica Gabriela Maldonado en su artículo: “Lo que el inicio del 2016 trajo para el sector moda en México” publicado en FashionUnited en enero de 2016, en el que relata que el sector de la moda en algunos estados (Puebla, Guanajuato y México) es igual de importante que el sector automotriz, y el sector de electrónica y tecnología se encuentran en el ranking por debajo de la industria del vestuario. “En la industria de la moda, se brindan miles de empleos, exportamos materia prima y consumimos local, esto quiere decir que el crecimiento económico que generamos al país es inmenso y muy por arriba de la capacidad de muchos otros países; esto también significa que somos capaces de crear marcas y empresas de prestigio, con altos estándares de calidad”.*

 

EL CONSUMIDOR Y LOS PRECIOS

Como hemos hecho la referencia en un punto anterior, la industria del vestuario en México no vive del “arte por el arte”, sino que comprende a la perfección la relación simbiótica entre el consumidor y el diseñador, cómo ambos trabajan en conjunto para su beneficio, creando mayor demanda en el sector de trabajo y específicamente en: los precios. Hoy en día una prenda de un diseñador mexicano, hecha 100% en México puede valorarse entre $500 y $1,000 dólares americanos aproximadamente, dependiendo también del diseñador. Así como accesorios y bolsas de piel pueden valorarse entre $5,000 a $21,500 pesos mexicanos* en una tienda de lujo, (hoy en día devaluado frente al dólar lo que equivale a $256.34 y $1,102.28 dólares americanos).*

El consumidor mexicano no es indiferente al sentido patriota que se vive en la nación y es por esto que no es de extrañarse que la primera apuesta sea por el diseño nacional representando el 3% del consumo del país, entre calzado y ropa, con un gasto anual en ropa de 251 billones de pesos mexicanos y en calzado de 94 billones de pesos mexicanos.* Es así como en las palabras de Eugen Von Böhm-Bawerk: “La formación del valor y el precio comienza con las valoraciones subjetivas de los consumidores sobre los productos terminados. Estas valoraciones determinan la demanda de esos productos […]. El punto de intersección de estas valoraciones […] determina el precio de cada clase de producto separadamente”.* Es así de obvio: la puesta de precios es un trabajo en conjunto de todos.

LAS PLATAFORMAS

El crecimiento de este mercado y el apoyo al diseño nacional se da también por plataformas nacionales que brindan el exposure necesario, tales como: NOOK, MEXICOUTURE, Mercedes Benz Fashion Week México, Fimoda, Creare, Intermoda, KM33; revistas como ELLE México, Vogue México y Latinoamérica, L´Officiel México; además de contar con el apoyo de instituciones como museos colocando exhibiciones de diseñadores nacionales e internacionales y México Fashion Film Festival.

También existe la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (CANAIVE): “Es el órgano de consulta y colaboración del Estado para el diseño y ejecución de políticas públicas, programas e instrumentos que faciliten el desarrollo económico e industrial del país conformado por 9 delegaciones y 13 secciones nacionales, que actúa en todo el territorio nacional, fomentando la innovación, productividad y calidad de las empresas del sector”.* La CANAIVE se encarga de apoyar a los estudiantes recién graduados creando alianzas entre los empresarios para que los nuevos diseñadores puedan crear colecciones con ellos.

Hoy en día se gradúan miles de estudiantes de la carrera universitaria de licenciatura en moda, o relacionado a, en el país. Es así como la profesionalización de la carrera permite el crecimiento de la industria, tanto en el territorio nacional, como la exportación del talento a otras partes del mundo como Nueva York, Londres, Milán, Madrid y París. En un artículo de ELLE México publicado por Aldo H. Saldaña en junio de 2015, estas son las universidades que sobresalen en la Ciudad de México:*

  • CENTRO
  • Istituto di Moda Burgo
  • Universidad
    Iberoamericana
  • CEITS 9, Josefa Ortiz
    de Domínguez
  • Universidad Jannete Kelin

 

MÉXICO COMO REFERENTE DE ESTILO MUNDIAL

Los mexicanos producen y venden nacional con una calidad de competencia global en todo lo que involucra el mundo de la moda: fotografía, producción, styling, editorial, publicidad, bloggers, periodismo de moda, los críticos, pasarelas, tiendas, etc.; colocándose como un referente mundial, sabiendo explotar su creatividad y diferenciación cultural con el resto del mundo para atraer más inversión a la industria. Incluso algunos expertos aseguran que en los últimos años, México ha desplazado a China como el mercado a tener en cuenta para futuras inversiones en el área del vestuario.


“La calidad de la ropa, el detalle de la ropa, la forma en que está cosido, los bordados, es superior a cualquier ropa que haya visto en Centroamérica. Hay diseños espectaculares, diseños que se fabrican desde cero, los zapatos también, el calzado mexicano es muy bueno. Definitivamente vale la pena”, María Gabriela Camacho, Directora de LOOK.

Guatemala es una fuerza que va en buen camino para posicionarse como una de las industrias centroamericanas de la moda más fuertes, influyentes, relevantes y vanguardistas, compitiendo contra Costa Rica para convertirse en líder de la moda del corredor centroamericano. Sin embargo, hay mucho que podemos aprender de nuestro vecino, empezando por dirigirse cada vez más al consumidor de moda guatemalteco, atrayendo más inversión interna, y enfocándose en mejorar cada vez más la calidad del producto que se está elaborando. Hoy en día marcas como Guillermo Jop, Lia Cohen, Saúl, Eduardo Figueroa, Karla Garzaro y Paola Vásquez, entre otros, son algunos de los diseñadores que han estado logrando esta dinámica.

Todo lo que envuelve la industria, cada componente descrito anteriormente y cada agente, trabajan en conjunto para ofrecer un servicio de calidad, ya que comprenden que uno no puede existir sin el otro, y todos necesitan trabajar en conjunto para lograr levantar la industria.

 

 

*FUENTES:

  1. Estadísticas de la moda en México. FASHIONUNITED. https://fashionunited.mx/estadisticas-de-la-industria-de-la-moda-en-mexico
  2. Jaqueline Resnik. (Septiembre 2016). La moda mexicana busca seguir expandiéndose. Forbes México. https://www.forbes.com.mx/forbes-life/moda-mexicana-expandiendose/#gs.5ZnQr8Y
  3. Thalía Castellanos Usigli. (27 de abril de 2016). ¿Un nuevo movimiento en la moda mexicana? Vogue. México. http://www.vogue.mx/moda/estilo-vogue/articulos/nueva-generacion-de-disenadores-de-moda-mexicanos/6086
  4. Gabriela Maldonado. (29 de enero de 2016). Lo que el inicio del 2016 trajo para el sector moda en México. FASHIONUNITED. https://fashionunited.mx/noticias/retail/lo-que-el-inicio-del-2016-trajo-para-el-sector-moda-en-me-xico/2016012920970
  5. Referencia tomada de precios de la tienda KM33 Tulum México.
  6. Tabla consultada al día martes 7 de marzo de 2017 en Google Finance Data.
  7. Estadísticas de la moda en México. FASHIONUNITED. https://fashionunited.mx/estadisticas-de-la-industria-de-la-moda-en-mexico
  8. Martin Krause. (10 diciembre, 2014). ¿Son los costos los que determinan los precios? UFM. http://bazar.ufm.edu/son-los-costos-los-que-determinanlos-precios-parece-pero-no-asi-lo-aclara-bohm-bawerk/
  9. Columba López. (11 de enero de 2016). Educan en moda. Am León. https://www.am.com.mx/2016/01/11/leon/valor-agregado/educan-en-moda-255097
  10. Aldo H. Saldaña. (1 de junio 2015). 5 Escuelas de moda en la ciudad de México. ELLE. México. http://www.elle.mx/estilo-devida/2015/06/01/5-escuelas-de-moda-en-la-ciudad-de-mexico/