MÉXICO: Enamórate de este estilo de decoración tan lleno de vida

Por Maria Galó

El estilo mexicano para la decoración de interiores no solo es popular en su país de origen sino también en países latinoamericanos. Especialmente en un tiempo en el cual la decoración inspirada en diferentes culturas es una tendencia.

Cada vez que pensamos en una casa mexicana se nos vienen a la mente muchos elementos tradicionales de decoración, como una gran paleta de colores, textiles tradicionales, grandes muebles rústicos, el uso del color y las proporciones, pasando por la reinterpretación de elementos tradicionales en textiles y materiales regionales.

Si quieres optar por llenar tu hogar de pasión por el color y de un fuerte carácter étnico y una artesanía original, entonces decora con alegría mexicana. Sus colores vivos, texturas rústicas y arte popular han captado la atención de muchos extranjeros, así que, si eres mexicano o no, puedes decorar tu hogar en este estilo tan colorido y tradicional que le dará más personalidad a tus espacios.

En la decoración de interiores es muy importante encontrar un esquema de colores, por eso tenemos el deber de elegir una paleta de colores que funcione adecuadamente. Existe armonía cuando la integración de todos los colores producen una unidad increíble a la vista, equilibrada y serena.

LOS COLORES

Para ello se necesita entender cómo funcionan los colores, tanto individualmente como en armonía o contraste con otros. Los colores neutros en el estilo mexicano deben ser ricos y profundos. La sala de tu hogar es un espacio abierto a muchas posibilidades de color, los marrones cálidos, como la gama de tierras y el café son los más típicos. El verde oliva y otros colores que se encuentran en la naturaleza sirven muchísimo para muebles, pisos y otros detalles.

Puedes escoger desde los tonos cálidos hasta los fríos o neutros, la combinación que elijas funcionará como vigorizante para crear una atmósfera acogedora y llena de confort. Todo depende de las sensaciones que quieras proyectar.

Pero seguramente los más populares son los colores brillantes y vivos, como el fucsia, el turquesa, amarillo y anaranjado. Las razones para elegir una paleta de colores pueden ser muy variadas. Desde utilizar el color para acentuar el estilo decorativo, hasta hacerlo para alterar visualmente un espacio. Pero, en la búsqueda de una paleta de colores, siempre se nos presentan dos opciones: armonía o contraste.

El estilo de decoración mexicano puede mezclar estos colores sin restricciones, la elección del color puede responder a diferentes necesidades: reforzar el estilo decorativo, mejorar la iluminación de un espacio con poca luz natural, ampliar visualmente una habitación, serenar los sentidos; pero en cualquiera de los casos habrá que saber elegir la correcta combinación de los colores.

Los accesorios son tradicionales y demuestran la cultura del país. para crear un espacio lleno de vida. Utiliza estas tonalidades de colores vivos en paredes, textiles y acentos decorativos.

Puedes elegir para los textiles étnicos de tu casa colores llamativos, como el rojo, amarillo y azul intenso.

¡Atrévete a decorar el sofá de tu casa con detalles como con unos bonitos cojines de dibujos geométricos o tribales, llamativos estampados de frutas o flores!

Toma en cuenta algunos elementos icónicos de la cultura en piezas de mobiliario, vegetación y textiles. Incorpora a la decoración detalles rústicos y artesanías, aprovecha el espacio que tienes en tus ambientes para colocar elementos indicados sin saturar el ambiente.

Añadiendo adornos aztecas o pequeñas artesanías, será más que suficiente. Si te atreves, pinta la pared de alguna estancia en un color llamativo como el amarillo, ya que atraerá la luz y la armonía de una decoración mexicana o juega con elementos en contraste, como sillas o adornos de cerámica.

MUEBLES

Los muebles preferiblemente deben ser rústicos. Estos en general son bastante simples, todo lo contrario del estilo victoriano. Los muebles muestran señales de uso, y eso es parte de su carácter.

Utiliza muebles que le agreguen textura a tu decoración, como los que son elaborados de troncos, se ven espectaculares las betas expuestas; otros materiales usados en los muebles mexicanos son el mimbre y el cuero. Considerando que la sala está abierta a quienes te visitan sin dejar de ser un lugar íntimo y familiar, dale su toque distinto colocando detalles y objetos decorativos en formas y colores que acentúen, contrasten o combinen con la paleta de color.

DETALLES

Las paredes están llenas de arte popular y espejos con marcos coloridos. En la cocina la vajilla de cerámica no puede faltar. Es importante que los accesorios usados en la decoración sean manuales y tradicionales, como piezas de cerámica o barro, muñecas tejidas y animales de hierro forjado.

La religión es muy importante en México, y se demuestra en las decoraciones con imágenes o estatuas de santos, vírgenes, y velas decorativas. Las plantas ayudan a que se vea la naturaleza en el interior, plantas más grandes y en macetas de barro ayudarán a limpiar el aire y crear un espacio más cómodo y fresco. Otros elementos de la cultura, como vestimenta tradicional, calaveras del día de los muertos y piñatas también ayudan a crear el ambiente mexicano que deseamos.

Los arcos son tradicionales o comunes en la arquitectura mexicana, pero no todos los hogares los tienen. Si quiere remodelar, este sería una buena opción.

No deben faltar las frazadas, cojines y cortinas para completar los espacios con textiles tradicionales. En cuanto a las frazadas y alfombras, estas son en general tejidas a mano, con los colores tradicionales que utilizamos para la decoración mexicana. Usa frazadas encima de los sofás, no solo en la cama.

Las cortinas blancas si ya tienes bastante textura y color es un buen contraste en tu decoración.

Para tapicería, usa cuero o lino pues la textura es una parte muy importante en el estilo. Utiliza muebles de madera, hierro forjado y otros metales. Las tejas se pueden usar tanto en el techo como en detalles en el interior del hogar. Los azulejos no pueden faltar en el baño y en la cocina, y no solo en el piso o la bañera, también en las paredes. Asegúrate de usar materiales rústicos y tradicionales, en muebles, pisos y accesorios decorativos.

Fotografías: servicios