Conoce a la empresaria mexicana que junto con sus socios está lanzando al mundo la lujosa moda mexicana

Una trendsetter en todo lo que abarca esta palabra, esta empresaria mexicana, con tan solo 23 años de edad, está movilizando la industria de la moda, no solamente en México, sino sentando un precedente en Latinoamérica. Una woman to watch que debe estar en el radar de toda mujer cuyo estilo de vida involucra el buen gusto en todos los aspectos incluyendo el buen vestir y la ambición empresarial e innovadora. Hoy es la mano derecha de la reconocida Sara Galindo, y juntas se han convertido en socias trabajando en KM33, tiendas que lanzan al mercado de lujo, marcas y diseño mexicano.

LM: Cuéntanos un poco sobre ti.

BE: Soy orgullosamente de Ciudad Juárez Chihuahua, México. Tengo 23 años y soy la menor de 4 hijas. Gracias al ejemplo de mi madre, desde muy temprana edad me caractericé, por ser una persona libre e independiente y por siempre alcanzar mis metas. A la edad de 16 decidí irme a buscar una experiencia internacional estudiando mis dos mis últimos años de preparatoria en Montreal Canadá. Al terminar mi estudios en Canadá, gracias al esfuerzo, dedicación y apoyo de mis padres, a quienes amo y admiro con todo mi corazón, cursé la licenciatura en Mercadotecnia y Negocios Internacionales en la ciudad de Boston MA. Me gradué teniendo grandes expectativas del futuro y muchas ganas de explorar el mundo, pero sobre todo de regresar a México. Enfocándome y dándole mucho tiempo al tema de liderazgo y mi sentido de la moda tuve la oportunidad de llegar a trabajar con una de las mejores empresarias y amantes de nuestros país, Sara Galindo, dedicada a promover el talento de la moda mexicana y apoyar todas las mentes creativas que hay hoy en día. Ha sido gracias a ella, quien además tiene mi más profunda admiración y quién siempre será mi maestra y cómplice pero sobre todo hermana, estoy donde estoy.

LM: ¿Cómo te involucraste en el mundo de la moda?

BE: En Enero del 2016 me mudé a la ciudad de México, donde comencé como la mano derecha de Sara y fue gracias a ella que nació mi pasión por la moda mexicana. Me di cuenta que talento sobra, lo que falta es apoyo y empecé a involucrarme cada día más en conocer a nuestros diseñadores. Pasaron seis meses de trabajo cuando Sara y yo nos asociamos junto con Gael Deboise, a quien le tengo un gran respeto y admiración. Juntos estamos expandiendo KM33, una empresa que fue concebida a partir de una apreciación del arte, talento y orgullo latinoamericano, dedicada a promover todo lo que es hecho en México y por supuesto algunos productos latinoamericanos. A mi corta edad puedo decir que soy una empresaria 100% orgullosa de lo que hago, apasionada de la cultura mexicana, de su talento y su creatividad, pero sobre todo de su gente.

LM: ¿Qué es lo que más te apasiona de la moda y de la moda mexicana?

BE: Me entusiasma la pasión que los diseñadores mexicanos tienen al hacer sus colecciones con conceptos muy diferentes a lo que nosotros estamos acostumbrados. La moda mexicana posee una excelente calidad y buenos diseños que al final no todos tienen. Pienso que la moda es algo que te identifica como persona y más que traer algo puesto, es traer algo que nadie más lo tenga, bueno creo que eso vemos con nuestros diseñadores, quienes son únicos.

LM: ¿Por qué crees que la moda mexicana está sentando un precedente para la industria, tanto latinoamericana como global?

BE: Por su bagaje artístico histórico, México tiene mucho que dar y creo que hoy es tiempo de México. Es tiempo de apoyarnos mutuamente y trabajar en equipo no solamente nacional, sino global. La moda ahora es portar tanto diseñadores mexicanos como latinoamericanos; creo que es el momento de apoyar a
cada uno de ellos y representarlos como se debe. Creo que la gente tiene más conciencia ahora que antes de apoyar lo local y de estar orgullosos de lo que tenemos y aportar, es por eso que día a día la moda mexicana se posiciona cada vez mejor.

LM: ¿Quién es tu diseñador favorito?

BE: No tengo uno como tal, de hecho puedo decir que todos son mis favoritos, porque cada uno de ellos tiene su propio sello que me enloquece. He tenido la gran oportunidad de conocer a cada uno de ellos y trabajar de vez en cuando en proyectos que hacen que cada día me enloquezcan más sus cosas.

LM: ¿Cómo definirías tu estilo?

BE: Soy una mujer muy básica, blanco o negro, mi estilo es muy sencillo: pantalones de mezclilla, negros blancos o grises. Me encantan los pantalones de piel y las camisas de botones oversize blancas. Algo que me distingue y creo que toda persona que me conoce se va a reír cuando lea esto, son ¡los tacones! Siento que los tacones son una pieza esencial para la mujer, pues puedes traer unos jeans normales, una blusa blanca y unos tacones increíbles y te vas a ver espectacular. Todos mis tacones definen una parte de mí, ya que me encanta lo clásico pero también lo que no es muy común. Eso sí, nunca me verás con tacones sucios o maltratados “los cuido como mi vida”.

LM: ¿Cuáles son tus piezas claves que no pueden hacer falta en tu clóset o en tus outfits?

BE: Uyy, esto lo aprendí muchísimo con Sara. Parte de mi trabajo con ella fue tener la oportunidad de estar a su lado cuando estaba escribiendo su libro “TU YOU TOI” y ahí es donde aprendí cuáles eran las piezas claves que una mujer debe tener en su clóset. Entre ellas son: blusa de botones blanca y negra, jeans blancos, negros y grises y uno que otro roto. Pantalones de piel negros, sacos azul marino y negro. Una gabardina larga, un vestido negro, un suéter cashmere gris y negro.

Style Tip:

Tu personalidad es tu estilo, antes de traer cualquier cosa puesta siempre tienes que estar bien contigo misma pero sobre todo estar feliz contigo misma. El estilo no es lo que traes puesto, sino lo que proyectas. Recuerda que lo que tu proyectas es considerado tu porte, tu esencia, siempre sé tu amante, admírate y cuídate y cuando tengas todas estas claves, tu estilo será el mejor de todos porque será único como tú.

 

 

*Lee el artículo en la edición digital aquí: http://bit.ly/2oS54Z0

Fotografías: cortesía de Bea Enríquez y servicios