La exposición de Julio Zadik para el proyecto Pintando Santa Catarina Palopó

Julio Zadik fue un artista visual guatemalteco que forma parte de una generación de artistas de Guatemala que en los años 50s produjeron una obra monumental y de una calidad que no se repite hasta finales de los años noventa del pasado siglo.

La calidad de su trabajo es indiscutible. Referentes del arte han impulsado la salvaguarda y puesta en evidencia de su labor. Fotógrafos del calibre de Juan Manuel Castro Prieto, Luis Gonzales Palma, Gabriel Figueroa, Jaime Permuth y Andrés Asturias han aportado insumos para rescatar y entender la maestría detrás de su trabajo. Basta con solo estar expuesto a las imágenes vintage que el propio Zadik imprimía que lo ha llevado a ser considerado “maestro de este arte”.

En esta oportunidad se expone un serie limitada de fotografías que muestran la intima relación que existió entre el artista y el majestuoso Lago de Atitlán. Su espirito vanguardista lo conduce a experimentar, plasmando imágenes que se alejaban de la norma del paisajista y nos introducían al modernismo, a la síntesis y a lo abstracto. Con el Lago de Atitlan, Zadik captura instantes únicos que desnudaban la intangible y nos deja para la posteridad un recuerdo de lo que alguna vez fue este majestuoso lago.

No te pierdas la oportunida de mirar a Atitlán a través de los ojos de Zadik. Y así, como familiares, amigos, conocidos y admiradores estamos hoy expuestos a un Zadik que vivió entre nosotros para resucitar entre los muertos, de la misma manera debemos mantener vivo a esta maravilla del mundo.