AAA_9825

VINTAGE POP! 

Un toque de humor que se mezcla con piezas vintage y funkys son el sello del estilo que rodea a Stephanie, una diseñadora de modas graduada de la Universidad de Palermo en Argentina y actual catedrática de Diseño Industrial del Vesturario en la Universidad del Istmo de Guatemala.

Mientras nos ofrece un té servido en una taza con forma de conejo, en una sala adornada con maniquíes, un flamingo rosado con bombillas de luz que acababa de recibir como regalo, una bola disco colgando del techo y un tocadiscos sonando de fondo con Elton John, aquello es entrar como en un mundo de Alicia en el país de las maravillas.

“No le presto atención a si algo está de moda o no” nos cuenta vestida con una falda y blusa negras, sus botines morados y el cabello en ombré rosado “más que nada se trata de un balance, para mí lo más cómodo es utilizar piezas que vayan de día y de noche”. Su clóset está lleno de piezas de colores neutros, como el negro y el gris, además de una que otra pieza vintage que combina de distintas maneras para acoplarla a diferentes ocasiones.

El complemento perfecto para su vestuario son siempre sus botas, anillos (“nunca collares”), un sombrero y “un cuarzo que llevo colgado y una piedra negra que llevo en la bolsa que succiona todas las energías malas”.